viernes, 16 de febrero de 2018

ALTO A LA PERSECUCIÓN CONTRA LOS DEFENSORES DE LA VIDA


Los delincuentes y asesinos del pueblo que hoy ostentan el poder, ordenan la persecución de los defensores de la vida y de los bienes naturales. Esta ha sido una de las luchas más destacadas en los últimos años y ha llevado a que organizaciones y personas que han demostrado un gran compromiso sean víctimas en este momento de una persecución feroz por parte de las bandas que controlan, venden, empeñan y destruyen día a día nuestros territorios.
Esta lucha ha sido la razón de ser del MOVIMIENTO AMPLIO POR LA DIGNIDAD Y LA JUSTICIA, que mantiene un compromiso y empeño contra la destructiva, ambiciosa y asesina, industria extractivista, que amparada en las anti populares leyes y concesiones de todos los recursos nacionales, no han dudado en lanzarse a apropiarse de ríos, montañas carreteras y todo lo que les pueda producir negocio sin importar que se ponga en riesgo la vida de las comunidades.
Por esa lucha férrea y tenaz que libran los compañeros del MADJ en el país, han perdido la vida varios de sus militantes y están siendo perseguidos y hostigados sus dirigentes tal es el caso del compañero Martin Fernández que ha venido siendo perseguido desde el 2013 y esta persecución se ha intensificado a raíz del acompañamiento de la lucha contra el repudiado fraude electoral y por lo cual también fueron asesinados  recientemente dos miembros del MADJ, ellos son Ramón Fiallos de Arizona, Atlántida y Geovanny Díaz de Pajuiles, Tela.
EL PARTIDO SOCIALISTA DE LOS TRABAJADORES –CI, condena estos asesinatos y la persecución contra los compañeros del MADJ, cuyo único delito es defender los territorios y los bienes naturales, la misma lucha por la que también fue asesinada nuestra inolvidable Berta Cáceres y varios compañeros más.
Responsabilizamos a este gobierno usurpador, de esos horrendos asesinatos que han segado la vida de compañeros luchadores, así como también es responsable de la persecución contra los compañeros que están al frente de esta organización tratando de impulsar la solidaridad, la lucha y defensa de los derechos del pueblo hondureño.
Hacemos un llamado al pueblo Hondureño a no bajar los brazos en la defensa de la voluntad soberana expresada en las urnas, por echar abajo este gobierno odiado por todos los hondureños conscientes y  a continuar defendiendo nuestros bienes naturales.
El PST. LIT-CI se solidariza con el Movimiento Amplio y todos sus miembros que en este momento están siendo reprimidos y hostigados por este gobierno usurpador del poder y enemigo del pueblo.  Libertad a los presos políticos- no más muerte y persecución contra los luchadores, fuera JOH,

Febrero del 2018,  Partido Socialista de los trabajadores LIT_CI

domingo, 11 de febrero de 2018

AHORA FUE DON ISMAEL HERNÁNDEZ ¿MAÑANA QUIÉN SERÁ?


La muerte ronda en cada vez que un grupo de luchadores deciden hacer una acción de protesta en contra el dictador, usurpador, asesino de JOH. Las fuerzas represivas del Estado tienen como objetivo aplastar todo intento de lucha y con esto busca intimidar; pero ante la brutal represión de la Policía Militar (esa guardia pretoriana que tiene JOH) y junto con las FFAA el pueblo no se ha detenido y cada día hay grandes o pequeñas manifestaciones.

El lunes 5 de febrero, en Choloma, Cortés desde horas muy tempranas, los vecinos y vecinas realizaron una protesta en el puente “El Kilómetro”. La toma de carretera se sumaron los trabajadores de las maquilas que hay en la zona. Hay un video entre 7:51 de la mañana cuando un grupo de personas derriban un contenedor con el objetivo de preparar mejor la barricada, para ese momento no llegaba la represión de los militares.  A las 8:30 am la represión es brutal, comienza el desalojo policial. Las personas retroceden al ver los ataques de los soldados (los gases lacrimógenos, disparos a bala viva), ante la violencia militar Ismael Hernández de 40 años es herido por balas asesinas de la PM y su cuerpo cae en el suelo; sintiendo que la vida se le va.

Los manifestantes corren a rescatar su cuerpo y buscan auxilio. Ismael es transportado en un vehículo de paila; pero ya era tarde. No puedo sobrevivir, Ismael recibió dos impactos de bala en la espalda de acuerdo al reporte de los paramédicos. Don Ismael se suma a la lista de luchadores que han dado su vida por ver una Honduras diferente que no quieren ver un Gobierno ilegitimo que sólo receta miseria para el pueblo. Él deja una familia que sufre su partida: con todo dolor sus hijos lloran, su esposa, familiares y amigo.

Los mártires es un pecado verdadero olvidarse de ellos-as deben ser nuestro impulso para luchar. Para vengar a nuestros héroes necesitamos organizarnos en cada zona del país. Es por eso que debemos impulsar la lucha a través de una Coordinadora Nacional Contra el Continuismo que planifique las estrategias de acción y de autodefensa popular. El llamado es para los representantes de los Comités Barriales de Lucha, organizaciones del movimiento obrero, representantes del movimiento de mujeres, el COPINH, OFRANEH, MADJ, COPA, MUCA, Mesa de Indignados, la Juventud y el Movimiento Estudiantil, entre otros, para su conformación.

Este espacio unitario se debe crear y tiene que saber que con la lucha y la unidad podemos derrotar la dictadura. Este objetivo se puede lograr con una dirección revolucionaria: no con direcciones tímidas, oportunista como la Alianza que no le apuesta la caída de JOH por la vía revolucionaria. Llamar a una insurrección sin violencia es contradictorio por parte de la Alianza. Seguir confiando en la dirección de la Oposición solo traerá más luchadores caídos por las balas asesinas de los militares y derrota para este pueblo insurrecto que no quiere ver a JOH ni un minuto más en el Gobierno.

¡Fuera JOH Ya!
¡Qué la sangre de los caídos sea vengada por el pueblo!
¡Ante la represión brutal autodefensa popular!
¡Por una Coordinadora Nacional Contra el Continuismo!
Partido Socialista de los Trabajadores

sábado, 3 de febrero de 2018

El PST llama a votar por el PT: única alternativa socialista y de la clase trabajadora costarricense


Estamos a escasas horas de que se desarrollen las elecciones presidenciales y legislativas en Costa Rica y el tablero político se torna emocionante. De un lado, la empresa privada realizando esfuerzos por reanimar el viejo bipartidismo (PLN-PUSC) , hasta hace algunos años los partidos hegemónicos de la vida política y electoral. De otro el PAC, cuyo candidato oficialista debe lidiar con el descredito del gobierno de Luis Guillermo Solís, ahora mismo hundido en escándalos de corrupción y con un electorado menos entusiasta que en 2014. Después el Frente Amplio, la agrupación que amenazó con colarse en la segunda vuelta el proceso anterior y que pronto demostró que no es una alternativa que deslegitime el sistema, al contrario, es una oferta derechizante que junto a los anteriores y al Partido Republicano Social Cristiano, Integración Nacional y Movimiento Libertario y demás, han venido a vertebrar un régimen llamado a garantizar la continuidad del capitalismo en Costa Rica.

viernes, 26 de enero de 2018

Insurrección total hasta sacar a JOH



La posibilidad de derrocar a JOH está planteada en el escenario político. Pero ello sólo será realizable con el cumplimiento de dos grandes tareas previas:

La primera tarea es doblegar a las Fuerzas Armadas a través de una insurrección total que agote física y moralmente a las milicias que sostienen a JOH. El gobierno de Juan Orlando vive un período de gran inestabilidad y fragilidad en el plano nacional. La principal institución que lo está sosteniendo en esta coyuntura son las Fuerzas Armadas. Por eso es crucial el desarrollo de una insurrección total, un levantamiento violento de todo el pueblo y en todas partes, en cada municipio, aldea, en los barrios más importantes y parando labores en todas las empresas. La tarea es movilizar todas las fuerzas para paralizar la economía nacional cerrando el acceso de las principales carreteras, fronteras, aeropuertos y ocupando los ministerios más relevantes para el funcionamiento del gobierno hasta la caída del dictador.

Hay que organizar un nuevo ascenso insurreccional como los paros nacionales que se produjeron el 27 de noviembre y los del 01 y 15 de diciembre donde millares de manifestantes paralizaron al país en incontables puntos, demostrando que se puede superar la capacidad represiva del Estado. Entre mayor sea la fortaleza del Paro insurreccional mayor será la probabilidad de neutralizar a las fuerzas armadas y con ello lograr la caída de JOH. Urge entonces la preparación de auto defensas en cada barricada y piquete para repeler la represión policial y militar; es necesario disuadir a la fuerza pública de que cada acción represiva tendrá una respuesta del movimiento insurreccional.

La segunda tarea del movimiento de masas es política. Para triunfar en esta lucha hay que rebasar a la dirigencia timorata de la Alianza de Oposición, quienes han vacilado en numerosas ocasiones, y en los momentos más cruciales de esta etapa de lucha. Desmovilizando con esto los paros nacionales que se realizaban en las fechas antes mencionadas, bajo la excusa de respetar las fiestas de fin de año. Han planteado, además, que la lucha debe de ser pacífica, cuando ya nos han asesinado a cuarenta compañeros; han ordenado que se levanten las barricadas y que se permita el tránsito de los carros de valores para que los pobres banqueros tengan efectivo en sus bóvedas. Han solicitado a pobladores levantar tomas de carretera para que se permita el paso de los productos de grandes burgueses, y evitar así que estos pierdan sus ganancias. Todo esto ocurría en el momento justo en el que las masas tenían acorralada a la burguesía, a JOH y cuando las FFAA perdían su capacidad de reprimir. Pero la Alianza no se quedó ahí, desde que inició la insurrección popular ha centrado sus esfuerzos en que la OEA intervenga a favor suyo. Ahora los dirigentes de la Oposición han salido con el cuento de que estarían de acuerdo en participar y promover un diálogo con JOH sólo si es mediado por una “personalidad” nombrada por la ONU o la OEA, mismos organismos que sostienen el fraude en plano internacional.

Todo parece indicar que la cúpula de la Alianza se conformará con los 30 diputados obtenidos por LIBRE, y los 4 bajo la bandera del PINU, y no avanzarán más allá en la defensa de su triunfo electoral. Algunos de ellos hasta ya se dan por derrotados sin haber movido ni un dedo para profundizar la crisis del régimen. Ya los escuchamos nuevamente expresar que vienen cuatro años de ingobernabilidad para JOH, cuando el pueblo no quiere eso. Las masas ya demostraron estar dispuestos a derrocar al candidato impostor, sin esperar un día más.

Todos estos hechos nos demuestran que es necesario superar a esa conducción oportunista y vacilante. A esta insurrección que se debe organizar, hay que darle una dirección consecuente, por eso hemos expuesto la necesidad de organizar una Coordinadora Nacional de lucha Contra el Continuismo -CNCC- cuyo propósito central será hacer caer la dictadura cachureca que dirige JOH. La CNCC debe estar integrada por organizaciones probadas en la lucha; empezando por representantes de los Comités Barriales de Lucha -CBL-, organizaciones del movimiento obrero, representantes del movimiento de mujeres, el COPINH, OFRANEH, MADJ, COPA, MUCA, Mesa de Indignados, la Juventud y el Movimiento Estudiantil, entre otros. Su funcionamiento debe de ser completamente democrático, organizando el Paro nacional desde la base en asambleas de cada sector social. Seguramente una conducción consecuente y apoyada en la fuerza de decenas de miles de luchadores y luchadoras ya hubiera tumbado a Juan Orlando. Ese es el camino que debe transitar la CNCC.

Partido Socialista de los Trabajadores LIT-CI, 26 de enero de 2018.

miércoles, 24 de enero de 2018

DÍA DE LA MUJER HONDUREÑA: SI CONQUISTAMOS EL VOTO ¿POR QUÉ NO DERROCAR A JOH?

La lucha por conquistar el derecho al voto no fue fácil, mucho menos se trató de una regalía, fue uno de los mayores resultados de la Huelga Bananera de 1954 y de las presiones que generó a nivel local las intensas oleadas de luchas protagonizadas por el movimiento sufragista que sacudió al planeta entero durante la primera mitad del siglo XX. Pese a ello, la realidad nos demuestra que el capitalismo adeuda a la humanidad y a la mujer particularmente más que derechos democráticos. La violencia, el desempleo, la esclavitud doméstica y la desigualdad salarial con que ellas viven día a día son motivos de grandes luchas a lo largo y ancho del globo terráqueo.

El ímpetu y espíritu de lucha de las hondureñas ha ido más allá del movimiento sufragista. Prueba de lo anterior es que en la historia reciente ellas estuvieron en primera fila contra el golpe de Estado de 2009 y en el ascenso insurreccional contra el fraude electoral de JOH. Presentes en cada toma, barricada, movilización y cacerolazo, también se movilizaron contra los 236 femicidios que dejó 2017 y la impunidad con que cuentan los agresores y asesinos. Estuvo también en la jornadas de lucha en repudio al descalfo del IHSS que dejó a muchas mujeres con pagos atrasados por licencias de maternidad, muertes por pastillas de harina, sin medicamentos y citas para sus hijos. Las vemos luchando en las maquilas contra los despidos ilegales a trabajadoras con dictamen de enfermedad profesional, contra el alto costo a la canasta básica inalcanzable para las más de miles de madres solteras y jefas de hogar, contra la penalización del aborto y las PAE. Por último, activando para conquistar el derecho a la tierra y en contra de las concesiones a las transnacionales destructoras de ríos y bosques en tierra ancestral.

El continuismo del gobierno de Juan Orlando Hernández no es más que el continuismo de una política de miseria, violencia y discriminación para las mujeres más pobres. Los cuatro años de su gobierno fueron más que suficientes para demostrar que este gobierno no tiene nada que ofrecerles a las mujeres. JOH es el principal enemigo de las luchas de las mujeres y por eso debe ser derrocado.  Convencidos estamos de la necesidad estratégica de sumar masivamente a las mujeres a la lucha contra el dictador. Llamamos a que en cada barrio, centro de trabajo y estudio las mujeres organizadas y no organizadas llenemos las calles, y nos sumemos una vez más al PARO NACIONAL contra JOH, para exigir su salida inmediata, y los derechos arrebatados y negados en su gobierno nefasto.  Llamamos a los movimientos de mujeres a coordinar acciones de protestas este 25 de enero. Si con organización y movilización conquistamos el voto podemos con todo, por más derechos para las mujeres y menos dictaduras.

Secretaría de la Mujer del Partido Socialista de los Trabajadores