martes, 22 de enero de 2013

Editorial Enero 2012

El panorama del año 2013 se presenta, desde el mes de enero, con una fuerza oscura, siniestra, donde el espíritu más estoico se muestra vulnerable. Economistas, sociólogos, historiadores y políticos hablan del año de la crisis con un sentido casi apocalíptico.



Sería repetitivo plantear aquí los diferentes problemas económicos y sociales que tiene el país, específicamente la clase trabajadora. Estos análisis y datos aparecen abordados  en los diferentes artículos de este periódico, lo que nos interesa ubicar son las diferentes perspectivas con que esta crisis es analizada y sobre todo, las salidas que los diferentes actores sociales y políticos plantean para la misma.

El gobierno de Lobo-Hernández considera que con el relanzamiento del neoliberalismo la oligarquía va a resolver la crisis; la realidad ha demostrado que el país sigue peor y los más sacrificados con estos experimentos recomendados por el FMI y el Banco Mundial han sido los trabajadores. El Partido Nacional y el Partido Liberal culpables históricos del atraso y la dependencia ven la crisis con los mismos ojos de la oligarquía y no ofrecen más que las mismas recetas fondomonetaristas que están impulsando Lobo-Hernández desde el gobierno nacionalista actual.  Manuel Zelaya Rosales y la dirigencia del
partido LIBRE que viene a ser la misma dirigencia del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), plantean que no hay que luchar porque todo estaría por resolverse en las urnas; la fórmula sería la siguiente: vote ahora y veamos después.

Partidos bisagras como UD, el PINU y la DC configuran su visión de la crisis desde el prisma de los partidos oligarcas; en realidad estos partidos carecen de identidad, sostienen su agenda de privilegios haciendo los mandados de los partidos tradicionales.

Desde el PST evaluamos que la crisis actual sólo puede resolverse acabando con el capitalismo y despojando del poder a la oligarquía que con sus planes de hambre y miseria hace infelices a los trabajadores y al pueblo en general; por ello, planteamos que la clase trabajadora debe movilizarse permanentemente, no darle tregua a nuestro enemigo de clase y en la actual coyuntura, esa lucha pasa por convocar al Segundo Encuentro de Luchadores y Luchadoras de Honduras ya que el primer
encuentro celebrado en El Progreso, Yoro,  definió una serie de acuerdos tendientes a construir una estrategia común de lucha para enfrentar al gobierno, sin embargo, por falta de conducción y sobre todo, por ceder la convocatoria de este Segundo Encuentro a la dirección del FNRP, éstos acuerdos corren el riesgo de no concretarse.

Además de lo anterior, el PST considera que esta obligado a proponer una alternativa electoral ya que los trabajadores, campesinos y los diversos sectores del movimiento popular creen que en estas elecciones se juega su destino; el PST ve en el proceso electoral una táctica para luchar en el terreno ideológico y político contra las ilusiones democráticas que erróneamente genera el capitalismo y sus partidos en la conciencia de la clase trabajadora, es por ello que estamos lanzando la Candidatura Independiente del gran luchador y abogado Fredín de Jesús Fúnez como diputado por Francisco Morazán y proponemos como suplente a la profesora Devora Mejía, joven mujer que encarna el pensamiento revolucionario de las mujeres que exigen un cambio de sociedad para el desarrollo de todas sus potencialidades. Esta candidatura la proponemos
para que sea asumida por todos los trabajadores y trabajadoras que luchan ya que las elecciones no nos apartan ni un centímetro de nuestra estrategia final: que la clase obrera con sus luchas y movilizaciones conquiste el poder e instauren el socialismo.