viernes, 26 de abril de 2013

No basta con ser mujer

Por Kely Núñez

Este artículo nace con la intención de responder a una serie de acusaciones hechas hacia nuestra organización, una de ellas tiene que ver con la postulación de mujeres a las candidaturas independientes alegando que el PST está utilizando la imagen de la mujer para los fines de estas candidaturas.

Es necesario aclarar que estamos por la construcción de un partido revolucionario que luche por la revolución socialista, que no es otra cosa que sacar a la clase trabajadora de toda forma de opresión y explotación y sin duda alguna, de todos los sectores oprimidos, el sector de las mujeres se vuelve uno de los más afectados, es decir, la lucha contra la opresión de las mujeres por su igualdad económica y política es parte del programa revolucionario, un principio subordinado a la lucha de clases y por lo tanto, una tarea de la clase trabajadora en su conjunto.

Considerando lo anterior, y para no dejar a más de la mitad de la clase trabajadora fuera de la escena política, afirmamos la necesidad de que las organizaciones obreras generen mecanismos de formación y participación para las mujeres, por esto el PST en su XII Congreso Ordinario votó la conformación de una Secretaria de la Mujer con el objetivo de integrar a más compañeras para que se movilicen junto a la clase trabajadora y hagan suya la lucha por la la revolución socialista, la única revolución capaz de dar esperanzas reales de cambio a la mujer.

No levantaremos una consigna de apoyo a ninguna mujer por el simple hecho de ser mujer, como hemos aclarado en otros espacios y reafirmamos en esta edición que no basta con ser mujer, hay que estar organizada junto a la clase trabajadora. No apoyamos la hipocresía de algunos partidos políticos que ferozmente levantan campañas con rostro e imagen de mujer para ganar votos y además muchas de estas mujeres responde a los intereses de la clase social dominante. Tampoco queremos caer en el error de pensar que la participación electoral suprime la causa primordial de la servidumbre de la mujer en la familia, en la sociedad y da solución al problema de las relaciones entre ambos sexos.

Para el PST la postulación de candidaturas independientes es únicamente una táctica electoral que pretende aprovechar este espacio para desenmascarar la farsa electoral, acabar con las ilusiones aún guardadas por la población hondureña en el aparato democrático burgués y propagandizar el carácter de los partidos socialistas bajo un programa que reivindique los intereses de la clase trabajadora, que por supuesto, incluye las más sentidas reivindicaciones de las mujeres. Así como esperamos que la clase trabajadora despierte la confianza en sus propias fuerzas no confiando en sectores burgueses y oportunistas, le apostamos a despertar la iniciativa de las mujeres, destruir el divorcio entre mujer y política y eso sólo será posible en la medida que se fomente y abrace el liderazgo de las mujeres en nuestro partido, en nuestras familias, sindicatos, comunidades etc.

Desde la Secretaria de la Mujer del PST-LIT-CI invitamos a más mujeres a unirse al igual que nuestras candidatas a la construcción de un partido revolucionario que busca unir a la clase trabajadora, dividida por el machismo, el sexismo, racismo, homofobia y la xenofobia. Necesitamos dar un combate a lo interno y externo del partido sobre estos síntomas propios del capitalismo, quien utiliza estos vicios como herramientas ideológicas para mantenernos divididos. Estamos conscientes que como organización nos falta un largo recorrido en las luchas de las mujeres pero, desde ya afirmamos, que es parte fundamental de nuestra concepción.