jueves, 13 de junio de 2013

PRONUNCIAMIENTO DEL P.S.T. CONTRA REPRESION AL MOCSAM

El Partido Socialista de los Trabajadores (PST) repudiamos el desalojo de que han sido objeto nuestros hermanos del  Movimiento Campesino de San Manuel Cortes (MOCSAM) el 12 de junio recién pasado. Con lujo de violencia los policías, apoyados por camiones lanza aguas y antimotines, golpearon a niños, niñas, ancianos y mujeres, además de detener a activistas campesinos del asentamiento.

Con su movimiento, el MOCSAM intenta hacer valer el decreto de expropiación emitido por el Instituto Nacional Agrario (INA) el 4 de mayo del 2012 contra las empresas CASHA y AZUNOSA, pero estas amparadas en la Ley de Modernización y Desarrollo del Sector Agrícola, han movido sus influencias para desalojar por la fuerza a los campesinos. Desde que el  17 de abril del
2012 las familias campesinas de MOCSAM, entraron al proceso de recuperación de tierras, han sido víctimas de cinco desalojos violentos por parte del ejército, la policía y guardias de seguridad de estas empresas, resultando 184 campesinos procesados por la (in) justicia al servicio de los terratenientes. En esta ocasión se utilizó una desproporcionada fueron detenidos Antonio Rosales, Oscar Brand, Elmer Mencias y Sergio Flores.

Al igual que sucede con el Bajo Aguan, la represión policial se hace acompañar de la actividad de grupos de sicarios al servicio de las empresas, que han hecho atentados contra dirigentes del movimiento.

Por todo lo anterior, el PST se solidariza con las familias desalojadas, exige la entrega a los campesinos de las tierras expropias a CAHSA y AZUNOSA, y demanda la libertad de todos los detenidos y la anulación de los juicios contra los compañeros procesados.

A todo el movimiento popular, en particular al FNRP-LIBRE, exigimos organice jornadas de solidaridad con nuestros hermanos reprimidos y la unificación de las luchas a nivel nacional en una sola movilización obrero campesina contra el gobierno de Lobo Hernández.


Dado en el municipio del Distrito Central a los trece días del mes de junio de dos mil trece