sábado, 28 de diciembre de 2013

SOBRE EL RECONOCIMIENTO PARCIAL DE LOS RESULTADOS ELECTORALES POR EL PARTIDO LIBRE

COMUNICADO DEL PARTIDO SOCIALISTA DE LOS TRABAJADORES (PST) SOBRE EL RECONOCIMIENTO PARCIAL DE LOS RESULTADOS ELECTORALES POR EL PARTIDO LIBRE


El Partido Libertad y Refundación (LIBRE) emitió recientemente una declaración, reaccionando ante el fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre la impugnación que dicho partido hizo al proceso electoral del pasado 24 de noviembre, en la que dice lo siguiente: “Se reitera que el triunfo que hoy la corte reconoce al candidato del gobierno Juan Orlando Hernández, nosotros lo reconocemos como cuestionado e ilegitimo” (Posición del Partido LIBRE frente al amparo denegado por la Corte Suprema de Justicia, 26 de diciembre 2013). Luego de cierta controversia por la ambigüedad de esa declaración, encontramos en la página editorial de LIBRE en la red Facebook la interpretación oficial de su posición; ahí se afirma que: “Nuestro Coordinador General Manuel Zelaya fue claro en entrevista dada a la agencia AFP en que reconoce la Corte Suprema de Justicia, el Congreso Nacional, pero NO reconoce el Poder Ejecutivo con Juan Orlando Hernández como Presidente de Honduras ya que no se han agotado todas las instancias correspondientes para la impugnación, por lo tanto su posición de NO aceptar a Hernández es firme.” (Cursivas y negritas son nuestras) (https://www.facebook.com/PartidoLibreHn?fref=ts).


En resumen, la cúpula del Partido LIBRE está diciéndonos que no reconoce la autoridad del gobierno de Juan Orlando Hernández, mientras no se haya aclarado su denuncia sobre el fraude en el nivel presidencial (no en los demás niveles), pero que reconoce como válida la distribución de diputados del próximo Congreso Nacional e, indirectamente, por omisión de denuncia, también reconoce la distribución de corporaciones municipales que hizo oficialmente el TSE. Llama la atención que, sin que tuviera nada que ver con el tema de la legitimidad del proceso electoral, la cúpula de LIBRE también hace un saludo de aceptación de la Corte Suprema de Justicia actual, la misma que participo en el golpe de Estado de 2009, que Juan Orlando altero con su golpe técnico a la Sala de lo Constitucional y que seguirá vigente hasta el 26 de enero de 2016.

El Partido Socialista de los Trabajadores (PST) respeta la vida interna de los demás partidos políticos, pero no podemos callar cuando sus decisiones afectan al gran movimiento de Resistencia popular del que se supone que el Partido LIBRE es el “brazo político” del FNRP, del cual el PST somos miembros de base.

A nuestro juicio esa declaración tiene un aspecto positivo porque plantea el no reconocimiento de Juan Orlando Hernandez como Presidente de Honduras. Si la dirigencia de LIBRE es consecuente con este punto, debería instruir a su bancada para no prestarse a la juramentación de JOH el dia de su toma de posesión. Por nuestra parte, nosotros proponemos a la base de LIBRE hacer una alianza para demandar al FNRP que para ese dia convoque a una poderosa manifestación de protesta contra la imposición fraudulenta de JOH y su reciente paquetazo.

Sin embargo, estamos en total desacuerdo con el reconocimiento que hace LIBRE de los resultados que emitió el TSE para los niveles de diputaciones y corporaciones municipales. Todos sabemos que el gobierno nos hizo fraude en los tres niveles electivos, no solo en la planilla presidencial. Por ejemplo, fue evidente que al PAC le robaron la Alcaldia de San Pedro Sula; también a la Candidatura Independiente Socialista de Fredin Funez (impulsada por nuestro partido, el PST) nos robaron votos en muchas urnas del nivel de diputaciones, como lo denunciamos en la impugnación que hicimos al TSE. Pero la dirigencia de LIBRE finge demencia en ese tema y ahora dice reconocer esos resultados, cuando ellos también fueron afectados por el fraude en esos otros niveles electivos.

Con esa política los dirigentes de este partido no solo irrespetan el sacrificio de su propia base que se fajo defendiendo el voto en las MER, sino que están contribuyendo a que el bipartidismo (cachurecos y liberales) tenga mayoría en el Congreso Nacional y en las alcaldías de todo el país. Eso le facilita a la oligarquia imponernos cuanto paquetazo y ley antipopular se les antoje. Si a esto le sumamos el voto de confianza que la cúpula de LIBRE le da a la Corte Suprema golpista, para decir las cosas por su nombre, estamos ante una verdadera traición al movimiento de Resistencia popular.

Esta traición no es de ahora; recordemos que el FNRP fue desmovilizado durante tres años consecutivos por Manuel Zelaya y demás dirigentes de su cupula, permitiendo que el régimen de Lobo-Hernández destruyera o disminuyera las conquistas del pueblo hondureño con la consigna de que el 24 de noviembre de 2013 dicho sacrificio se reivindicaría con la toma del poder de LIBRE. Asi se 2 “justificó” el desplazamiento del FNRP y el abandono de sus luchas, a un alto costo para el Pueblo. Pero el resultado que tenemos a la vista es que el régimen impuso un escandaloso fraude electoral que, en palabras de la misma candidata Xiomara Castro, le “robo el triunfo” al Partido LIBRE. Sin embargo, la cúpula de dicho partido conscientemente no movilizo a sus bases para prevenir lo que ocurrio; ni siquiera tenia un plan de lucha después de las elecciones para impedir que el fraude se consolidara, con lo cual, de hecho, contribuyo a su éxito. Ahora, además de no haber movilizado, nos viene a decir que el fraude es “parcial” y que en base a los resultados obtenidos se conformaran con hacer oposición en el Congreso, sin haberse batido con dignidad contra el fraude y sin proponer ningún plan de lucha concreto para recuperar las conquistas perdidas.

Esta posición nos lleva a preguntar a la base del FNRP:


1.     ¿Sobre qué base se nos quiere hacer creer que los cachurecos hicieron un “monstruoso fraude” en la planilla presidencial pero que fueron muy democráticos y respetuosos de los votos en la planilla a diputados y corporaciones municipales? ¿Por qué se oculta la realidad de que el fraude fue total? (en contraste, nuestro Partido impugno la totalidad del proceso electoral y no solo uno de sus niveles electivos).

2.     Si el Partido LIBRE es el “brazo político” del FNRP, y por tanto sujeto a sus decisiones, ¿Por qué la cúpula del Partido LIBRE, se dio la atribución de reconocer la declaratoria que hizo el TSE sobre la composición del próximo Congreso y de las Corporaciones Municipales, sin consultar a la base del FNRP? ¿Por qué no esperaron la próxima Asamblea del 18 de enero 2014?

3.     ¿Qué Asamblea del FNRP autorizo a la cúpula del Partido LIBRE a declarar que se separa del FNRP para escapar a su control sobre su proceder en el Congreso Nacional?

4.     ¿Por qué no hay un planteamiento de lucha popular con movilización sino solo un planteamiento de hacer “oposición legislativa” en el próximo Congreso Nacional?

5.     ¿Por qué se toman decisiones tan trascendentales cuando la base del FNRP esta distraída en periodo navideño y de fin de año?

Nuestro Partido considera que esta conducta de la cúpula del Partido LIBRE, demuestra que realmente no le interesa luchar por recuperar las conquistas arrebatadas al Pueblo, y que ahora pretende que la base del FNRP aceptemos de brazos cruzados como la burguesía sigue destruyendo nuestras conquistas otros cuatro años más para, en las próximas elecciones, repetir la misma historia que  hoy vemos.

Por eso, nuestro partido propone asistir a la Asamblea del FNRP del 18 de enero 2014 para exigir cuentas a la Coordinación Nacional para cambiar esta historia con una nueva conducción del Frente electa democráticamente por las bases y con un Plan de Lucha para recuperar las conquistas perdidas. Para eso demandamos entrada sin restricciones de toda la base del FNRP a dicha Asamblea.

Dado en la ciudad de Tegucigalpa, M.D.C. a los veintiocho días del mes de diciembre de 2013




COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO SOCIALISTA DE LOS TRABAJADORES