sábado, 15 de marzo de 2014

Por la unidad y la reorganización de los artistas en resistencia

El arte es un instrumento de guerra para acabar con la 
sociedad capitalista
Por Allan Núñez

En el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) existe un marcado interés por entender el carácter de la vinculación de los artistas con la lucha de clases, enfocándola a la luz del marxismo y desde el punto de vista del papel que están destinados a ejercer al lado del movimiento obrero y revolucionario.


Este esfuerzo no data desde ayer; desde nuestra constitución en partido obrero y socialista, alrededor de los años ochenta, nos hemos entregado a la tarea de examinar aquellos aspectos fundamentales relacionados con el arte y la cultura, prueba de ello, es que existe una tradición de debate promovida por la presencia de artistas en nuestras filas y que puede verse en nuestra prensa y en las actividades culturales, foros y conferencias que hemos realizado.

Esta tradición se ha intensificado en los últimos años y tiene ciertamente como referencia las condiciones concretas actuales del arte hondureño y, de un modo muy particular, la lucha de resistencia contra el golpe de Estado en 2009, donde los artistas hondureños desempañaron un papel ejemplar gracias a que lograron nuclearse alrededor de una instancia organizativa, “Artistas en resistencia” (AenR), y se opusieron valientemente contra el régimen.

La existencia de Artistas en resistencia (AenR) merece un estudio profundo que por razones de espacio no podemos emprender ahora. Basta con mencionar que se trató de la mayor instancia organizativa de artistas en la historia del país y que en su andar logró ponerse en sintonía con las expresiones de rebeldía artística suscitada en otros países de Latinoamérica igualmente cruzados por la crisis económica, la debilidad institucional y la lucha de clases.

En la actualidad AenR no existe. En su contra conspiró una serie de dificultades objetivas y subjetivas, se acumularon con frecuencia, aunadas con pleitos morales y prestigistas, retrocesos y cambios producto de la derrota de la lucha de resistencia y el camino que más tarde adoptó el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) al constituirse en partido político. Esta coyuntura hizo que algunos integrantes de AenR entraran en la trampa electoral que la dirigencia de LIBRE le tendió al conjunto del movimiento popular, mientras que otros, desconcertados por la derrota y la traición, prefirieron caer en el reflujo, encerrándose en sus casas para trabajar en sus proyectos personales. El resultado es que hoy los artistas no contamos con una instancia organizativa y programática con la cual enfrentar los golpes que el gobierno de Juan Orlando Hernández le asestará a la clase trabajadora en general y al sector cultural en particular. Por lo anterior, es urgente promover la unidad y la reorganización de los artistas en resistencia. Es necesario construir una nueva instancia organizativa desde la izquierda, democrática, revolucionaria e independiente, divorciada de cualquier vicio pequeño-burgués de fama y fortuna.


Creemos que el dinamismo que viene mostrando el PST en el campo del arte nos habilita para proponer y llevar adelante esta tarea, es por eso que ponemos a disposición de los artistas la prensa del partido para que ahí se desarrollen debates sobre estética y marxismo, también nuestro local para que garanticemos un mínimo de organicidad y desde ahí aportar al desarrollo de nuestro partido y nuestra corriente internacional levantando las banderas de: La independencia del arte-por la revolución, la revolución por la liberación definitiva del arte.