domingo, 29 de junio de 2014

En el día del estudiante reivindiquemos la Educación Pública

En el día del estudiante, viva la rebeldía estudiantil

Por Andrian López


El 11 de Junio se celebra el Día del Estudiante Hondureño. Día que el oficialismo y el Régimen aprovecha para dar feriado a los estudiantes y conmemora el natalicio de José Trinidad Reyes, connotado intelectual reaccionario anti-laicista. Por el mismo carácter oficial de esta fecha, han surgido, a través de décadas anteriores, acciones paralelas de estudiantes conscientes del papel histórico que el movimiento estudiantil debe jugar en la realidad nacional.


Referirnos al papel histórico de los estudiantes comprende la vinculación de los estudiantes en las luchas populares del país: en la lucha por la soberanía nacional, en la lucha por mejores condiciones de vida de la clase trabajadora, en la lucha por una educación pública, laica y gratuita, entre otras.

 La historia ha demostrado de lo que es capaz el estudiantado hondureño comprometido con su pueblo y su clase. Tenemos ejemplos claros: oposición a la Dictadura de Carías en la década de los 40’s, adhesión a la Huelga Bananera de 1954, lucha frontal contra el despotismo del Régimen de Julio Lozano Díaz en 1956, resistencia contra el golpe gorila de 1963, movilizaciones y mítines contra la llegada de Rockefeller y la intromisión del Consorcio de la Florida en 1969-70, defensa de la soberanía nacional contra la injerencia yanqui en la extradición de hondureños en 1988, y muchos más. 

En la actualidad el movimiento estudiantil está inmovilizado por la injerencia de partidos burgueses dentro de sus políticas de acción, donde pactar y callar está a la orden del día. Por ello es necesario darle un carácter democrático y revolucionario a la organización estudiantil, que levante un programa anti-capitalista y anti-imperialista, que utilice como método la movilización para arrancarle conquistas a un Régimen cada vez más represivo y retome la unidad obrero-estudiantil para lograrlo.

El PST hace un llamado a los estudiantes a organizarse  y cerrar filas ante el Régimen, y sus políticas imperialistas en materia educativa, sobre todo este 11 de Junio. Convirtamos el Día del Estudiante en una verdadera jornada de lucha por una educación pública, laica y de calidad, una jornada que reivindique el legado de camaradas estudiantes asesinados por aparatos represivos del imperio. Recuperemos el legado de Eduardo Becerra Lanza, Roger Samuel González y otros camaradas  que militaron en partidos revolucionarios, ligando los intereses estudiantiles con los de la clase trabajadora por la construcción del socialismo.