martes, 15 de julio de 2014

Por un FNRP combativo; organicemos una tendencia socialista y revolucionaria en EL FNRP

Recuperemos la rebeldía expresada en las jornadas de
lucha contra el golpe de Estado

Comité Central del PST


La crisis que recae sobre los hombros de la clase obrera es insoportable, la oposición parlamentaria de LIBRE nos confirma su incapacidad para enfrentar al gobierno; es urgente la construcción de una vanguardia de revolucionarios y revolucionarias que nos reencamine hacia el terreno de la lucha política de masas bajo los métodos propios de la clase trabajadora para hacer retroceder los ataques del régimen de JOH.

 De la crisis a la barbarie

El país atraviesa una etapa de barbarie nunca antes vista, los niveles de violencia son ya intolerables; en el primer trimestre del gobierno de JOH, 270 jóvenes han muerto de forma violenta y la expresión más extrema es el asesinato de niños.

La pobreza alcanza a ocho de cada diez hondureños, la extrema pobreza asfixia a 4 millones 200 mil personas (INE, 2013) y la mitad de la población joven se encuentra desempleada. En año y medio 84 mil hondureños han sido deportados y 3,574 niños yacen presos por la policía fronteriza de los EEUU; son centenares los compatriotas que día a día huyen de la miseria y la falta de empleo. El régimen post golpista arremete con la devaluación de la moneda y la inflación para depreciar los salarios mientras orquesta el saqueo de los fondos de pensión y seguridad social: INPREMA, INJUPEMP y el IHSS.

El plan económico de miseria ya fue aprobado por el imperialismo; la imposición del paquete fiscal (15% ISV) de diciembre de 2013 y las privatizaciones orquestadas por COALIANZA son las cartas de presentación que JOH tiene para coquetear con el FMI; su maniobra funcionó ya que logró que su plan económico aprobara el examen del Fondo Monetario, “El FMI apoya ruta económica  del gobierno” citaba el titular de Diario Tiempo el 14 de junio. El gobierno y su sumisión a la política imperialista nos llevan a que se profundice el endeudamiento (que asciende al 40% del PIB), la devaluación de la moneda y la entrega de los territorios, las empresas estatales, los puertos, aeropuertos y carreteras a las transnacionales.

Ante la ausencia de oposición política, refundemos al FNRP


Pero los luchadores honestos debemos tener muy claro que la oligarquía representada en el gobierno de JOH y el imperialismo no son los únicos responsables de nuestra situación de calamidad. El PST y cada vez más y más dirigentes de base del movimiento obrero y popular sostenemos la tesis de que las condiciones de vida del pueblo hondureño se deben a la ausencia de una verdadera oposición política con base en la movilización combativa y un programa de reivindicaciones que tome en cuenta el aumento inmediato del salario al nivel del costo de vida, la derogación de todas las concesiones y privatizaciones de los territorios e instituciones públicas, el no pago de la deuda a la banca nacional e internacional, el cierre de la bases militares gringas y la expulsión de los militares y asesores de los EEUU.

Desde sus inicios la resistencia popular está dirigida por caudillos que han privilegiado el dialogo y los pactos con las cúpulas golpistas de los gobiernos de Micheletti, Lobo y ahora JOH. Nos referimos a los acuerdos de San José, Guaymuras y Cartagena; estos tres procesos de dialogo sacaron a la resistencia de la lucha en las calles y la llevaron hacia la lucha electorera y parlamentaria. Esta “insurrección electoral” como la llamó Mel, nos dejó como resultado las peores derrotas de los últimos cincuenta años. Pero los pactos no terminaron ahí, luego del escandaloso fraude electoral, Zelaya y la izquierda melista llamaron a las bases a mantener la calma y a esperar los resultados del TSE; esa actitud inconsecuente de los dirigentes burgueses y traidora de la izquierda aglutinada en LIBRE y el FNRP impidieron el relanzamiento de la lucha de la resistencia popular.

Urge una vanguardia revolucionaria


Sin miedo y con decisión enfrentemos la represión
León Trotsky, el gran dirigente de la Revolución Rusa de 1917 expuso una ley de la sociedad capitalista que tiene mucha vigencia en la actualidad: “la crisis de la humanidad es la crisis de su dirección revolucionaria”. El movimiento obrero y popular hondureño carece de una conducción revolucionaria y combativa, esto se confirmó en la Asamblea “El pueblo no se rinde” del 18 de enero donde Mel y la izquierda melista impusieron a la misma coordinación del FNRP. Sin embargo, existen en las bases cientos y hasta miles de dirigentes que permanecen en las recuperaciones de tierra en el Bajo Aguán y Agua Blanca en Yoro, luchando contra las concesiones de los territorios en el occidente y el sur del país, los maestros que se han movilizado contra las reformas al INPREMA y la CAP, también los estudiantes que organizan la lucha en defensa de la autonomía universitaria y contra la Ley de Educación Superior (LES).


El pueblo hondureño necesita que todo ese activismo y dirigencia combativa del movimiento obrero y popular se agrupe con el fin de refundar al FNRP y empezar a construir una verdadera dirección socialista y revolucionaria. Desde el PST invitamos a todos los luchadores y a las organizaciones combativas de la resistencia para que organicemos una tendencia socialista y revolucionaria que se ponga al frente de la lucha contra el régimen de JOH y su plan de miseria. Así mismo, venimos sosteniendo la impostergable necesidad de preparar un Paro Cívico Nacional, una gran acción de fuerza y dignidad que nos permita recobrar la confianza perdida y el deseo de luchar; una dirigente de base del magisterio nos decía “nosotros nos dábamos el lujo de corretear a los soldados”. Se refería a las grandes movilizaciones nacionales del magisterio que en tiempos de Maduro y Zelaya hizo retroceder a estos gobiernos en su política anti sindical. Es momento de retomar el camino de Mayo, el camino de la movilización.