martes, 1 de julio de 2014

Un primero de mayo para relanzar la lucha

 A 60 años de la Huelga Bananera, reivindiquemos el
Camino de Mayo
Por Erlin Gutiérrez

El 1 de mayo de 2014 se realizó en el marco del 60 aniversario de la gran Huelga Bananera. Éste por sí mismo era un fuerte motivo para que esta fecha no pasara desapercibida por los obreros hondureños. Y no defraudó. Fueron masivas las movilizaciones a lo largo y ancho del país, donde una vez más, los obreros alzaron su voz en protesta contra las políticas del Régimen cachureco. Y no es para menos, la situación de la clase trabajadora empeora aceleradamente cada día: más desempleo, muerte, pobreza, privatizaciones, concesiones y la criminalización de los que luchan son el pan de cada día de los trabajadores de nuestro país.


La precaria situación de los obreros hondureños explica por qué las movilizaciones fueron tan concurridas: 40,000 personas en Tegucigalpa, 20,000 en SPS y 8,000 en El Progreso expresaron su descontento contra el gobierno y las patronales. En estas 3 ciudades estuvo el PST con su militancia y sus consignas acompañando como cada año al pueblo hondureño. También se destacaron las movilizaciones en La Ceiba, Choloma, Santa Bárbara, Danlí y Choluteca, por mencionar algunas.

Este año el discurso combativo regresó y retumbó a las calles del país. El llamado a luchar y movilizarse llenó las volantes, las mantas, pancartas y gargantas de los que se hicieron presentes. La conciencia de clase floreció este día: el recordatorio que los obreros somos enemigos acérrimos de los patrones y el llamado a combatir al imperialismo y sus lacayos en Honduras, fueron bien recibidos por las nutridas columnas de manifestantes. No hubo mejor forma de recordar la grandiosa Huelga de 1954 que gritando a todos los vientos que la lucha contra el gobierno seguirá.

¿Y LIBRE?


Este año, a diferencia de los dos años anteriores que estuvieron marcados por el proceso electoral y la campaña de cacería de votos de LIBRE, la presencia de este partido y sus columnas fue prácticamente nula. Este año no regresaron a la movilización los que siendo candidatos se paseaban con simpatizantes y modelos mientras repartían volantes llamando a votar por ellos. Salvo algunas excepciones, los ahora ex candidatos brillaron por su ausencia. Estas acciones lo que hacen es desenmascarar el verdadero carácter que la cúpula burguesa de LIBRE le ha impregnado a ese partido construido únicamente para las elecciones y no para luchar. Y es que en ningún momento la cúpula de LIBRE estuvo dispuesta en mover un dedo para reactivar sus colectivos y llamarlos a luchar contra el gobierno ese día.

¿Qué sigue para el movimiento popular?


Las movilizaciones del 1 de mayo reflejan claramente la disposición de la clase trabajadora hondureña para luchar y enfrentar las medidas del gobierno. Nos demuestra que el movimiento popular quiere recuperarse y avanzar del agujero en el que lleva más de 3 años. Pero sigue existiendo una razón de peso que se lo impide: las burocracias sindicales traidoras que desmovilizan y pactan con el gobierno no luchar a cambio de aumentos pírricos al salario.

Los sindicatos y el movimiento popular deben sacudirse a la burocracia parasitaria que ya demostró no estar a la altura de los retos que tiene el movimiento popular. La tarea ahora es construir una nueva dirección combativa que le apueste a la lucha y la movilización y que siga viendo en el gobierno y en los partidos tradicionales un enemigo con el que jamás se debe reconciliar. Desde el PST sostenemos que el 1 Mayo no es una fecha y la lucha no se debe quedar aquí; Mayo es un programa para la acción y la movilización, por la destrucción del capitalismo y la edificación de una nueva sociedad sin clases, el socialismo.