domingo, 26 de octubre de 2014

¡Los Empleados Públicos deben defender sus conquistas en las calles!

¡Frenemos en las calles la política
privatizadora de JOH!
Por Juan Pablo Cálix

La reducción en las partidas presupuestarias para el año 2015 de las empresas del Estado evidencia que el gobierno de JOH está totalmente comprometido en la privatización de las mismas. Es por ello que los sectores más golpeados por estas decisiones y políticas son los empleados públicos, ya que su estabilidad laboral está en riesgo.


Cuando hablamos de reducciones presupuestarias en empresas que ya están en crisis significa que ya no podrán seguir operando, a menos que sea una justificación para que operen bajo la modalidad Público-Privado, que es entregar en bandeja de plata a la empresa privada los sectores estratégicos de la economía. A manera de ejemplos, a Hondutel se le recortará 600 millones de presupuesto y ya se habla de la suspensión de 700 trabajadores. Misma suerte corre la ENEE con un recorte de 360 millones de lempiras para el próximo año. En el caso del SANAA se menciona que en la nueva modalidad de municipalización habrá un recorte de 900 empleados de la División Metropolitana en el Distrito Central, de los 1,700 que actualmente laboran.

En el PST tenemos claro que hay que mejorar el rendimiento de las empresas públicas, para que de ellas generen ingresos sustanciales al Estado para invertirlos en la educación, salud y vivienda pública. En lo que no estamos de acuerdo que se aplique la “formulita” de los despidos masivos, ya que eso es parte del proceso de privatización para colocar activistas políticos en esos cargos, que no poseen ningún tipo de formación técnica.

Desde el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) proponemos encuentros amplios de empleados públicos en los 18 departamentos del país, para que allí se discuta a fondo la problemática de la privatización y fusión de las empresas e instituciones del Estado, asimismo, estos encuentros deben servir para planificar acciones de lucha que sean coordinadas a nivel nacional. Esto debe ir encaminado hacia un gran encuentro nacional de empleados públicos que coordinen tácticas con otros sectores de la clase trabajadora para llevar a cabo la Gran Jornada Nacional de Lucha, que haga retroceder los ataques del gobierno de JOH contra los empleados públicos.


¡No a la fusión y privatización de las empresas del Estado!

¡Urge una gran Jornada Nacional de Lucha por la defensa de nuestras conquistas!