miércoles, 10 de diciembre de 2014

Salgamos a las calles por una Asamblea Nacional Constituyente refundacional y popular

La única salida para el pueblo trabajador es su
lucha;no poner la fe en la reelección de ningún
caudillo burgués

La reelección no resuelve ningún problema de la clase trabajadora y favorece el continuismo de JOH


Después de muchos cálculos y arreglos políticos, el Partido Nacional finalmente ha salido a la ofensiva con el tema de la reelección, cuya finalidad es asegurar el continuismo de Juan Orlando Hernández. La vía utilizada es un recurso de inconstitucionalidad interpuesto ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, contra el artículo 239, un artículo “pétreo” de la propia Constitución de la República. Más allá de lo absurdo y contradictorio que resulta ver a quienes hoy promueven lo que ayer consideraban “ilegal”, cabe preguntarse ¿Cuál es el tema de fondo? ¿Por qué Juan Orlando Hernández se juega todas las cartas para asegurar su continuismo a través de la reelección?

En el Partido Socialista de los Trabajadores consideramos que los grupos económicos que controlan el poder político desde el golpe de Estado, en total acuerdo con los organismos internacionales representantes del imperialismo, han encontrado en JOH la figura más confiable para aplicar su política de súper explotación a los trabajadores, la venta de los recursos y territorios, los paquetazos y todos los paquetes neoliberales; y han encontrado en la fórmula de la reelección el mecanismo para ello. Por otra parte, han sabido silenciar y dividir por distintos medios a la supuesta oposición, y a LIBRE en particular.
El juego de posiciones que hoy vemos, en el fondo disfraza una coincidencia negociada hace meses. El Partido Nacional se ve obligado a proponer el juego, mientras los demás partidos se ubican en la postura que más se ajusta a sus intereses. Haciendo a un lado el rol servil de la Democracia Cristiana y la Unificación Democrática que repiten su vergonzoso papel de venderse al partido de gobierno, los partidos de la mal llamada “oposición” no lo hacen mejor: el Partido Liberal y el PAC en el Congreso votan junto a los cachurecos para nombrar algunos de sus funcionarios, pero hoy se declaran contra la reelección, a la espera de una oferta conveniente del Poder Ejecutivo; por su parte, LIBRE disimula su apoyo a la idea de la reelección argumentando que debería hacerse una consulta, pero al mismo tiempo inducen a tal idea argumentando que la reeleccion no es algo incorrecto, lo que indica que al caudillo de LIBRE también se le quema la miel por ser nuevamente candidato.
Mientras los partidos burgueses se reparten el pastel y los medios se lucran del patético espectáculo, siguen los despidos en la ENEE y en otras empresas del Estado, se agudiza la persecución contra los estudiantes universitarios que defienden la educación púbica, avanzan los negocios sucios de COALIANZA, estallan los casos de corrupción en todas las instituciones del Estado, se incrementa el hambre, la miseria y la inseguridad y al parecer a nadie le importa un comino.
Las pretensiones de la oligarquía y del imperio no prosperarían si la dirigencia del FNRP-LIBRE, que tiene el poder de convocatoria del movimiento popular, organizara una resistencia real contra esta política global, llamando a la lucha de calles y a paros. Lamentablemente, la política impulsada por el caudillo de LIBRE, Manuel Zelaya, centrada en una tímida “oposición” parlamentaria desde el Acuerdo de Cartagena, no solo saco a la Resistencia de las calles, al precio de perder muchas de las conquistas populares, sino que ahora se ha convertido en la pata izquierda del régimen, con posiciones de compadre hablado con JOH. Es decir, que la estrategia melista solo se diferencia de los nacionalistas en la forma, ya que ambos tienen la misma aspiración.
Dicho lo anterior, no cabe duda que el gran perdedor con todo este circo es el pueblo trabajador, ya que no estamos ante un debate democrático, sino de pura rapiña burguesa que, sin duda, sea cual sea el resultado, repercute por la negativa en los intereses de las masas explotadas. En ese contexto, la salida más democrática es SALIR A LAS CALLES A LUCHAR POR LA DEFENSA DE NUESTRAS CONQUISTAS Y POR LA CONVOCATORIA DE UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE. No una Constituyente al estilo de las que suele organizar la oligarquía, sino no derivada, REFUNDACIONAL, que involucre a todos los sectores, con la más amplia participación de las organizaciones de la clase trabajadora y que discuta no los temas que le interesan a la burguesía, sino los problemas centrales de nuestra sociedad en todos sus ámbitos, para refundar el país.
Entre los temas que interesan al pueblo tenemos que es urgente acuerpar a los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en proceso de expulsión y enjuiciamiento, por defender sus derechos, de la misma forma como debemos exigir la restitución de todos los trabajadores públicos despedidos en la ENEE, el IHNFA, SANAA, ENP, HONDUTEL, al mismo tiempo de defender las conquistas del magisterio,, del campesinado, de las mujeres, y las instituciones del Estado y los recursos naturales. Debemos exigir la ruptura con las políticas fondomonetaristas, no paguemos la deuda externa que condenan a la miseria al pueblo hondureño. Exijamos la salida de las bases militares y toda la influencia política del imperialismo en nuestro país, que utiliza al gobierno hondureño como su perro guardián.
Por todo lo anterior, el PST (LIT-CI) considera que la mejor forma de enfrentar todos los abusos políticos del gobierno tendiente al continuismo, para perpetuar la política económica neoliberal, es la movilización de todos los sectores. Para ello las bases del FNRP-LIBRE debemos exigir a su dirigencia que rompa su complacencia oportunista con el gobierno y llamar a la paralización del país, exigir una Asamblea Nacional Constituyente que refunde la sociedad hondureña. Finalmente, invitamos a todos los luchadores y luchadoras a construir una alternativa revolucionaria, un partido que represente los intereses de la clase trabajadora, que practique la más amplia democracia interna y luche sin cuartel contra el capitalismo y todas sus expresiones, hasta la construcción del socialismo.

¡Abajo la política continuista y autoritaria del gobierno de JOH!¡Por una Asamblea Nacional Constituyente refundacional y popular!¡Organicemos una Jornada Nacional de Lucha contra el gobierno contra toda su política neoliberal!¡No al pago de la deuda externa!¡Construyamos el partido de la clase trabajadora, un partido democrático, revolucionario y socialista!



Partido Socialista de los Trabajadores
Liga internacional de los trabajadores Cuarta Internacional