martes, 14 de julio de 2015

Ninguna confianza en el imperialismo. No al intervencionismo norteamericano.

Thomas Shannon y JOH
El gobierno de los Estados Unidos ha enviado una delegación encabezada por el Consejero del Departamento de Estado, Thomas Shannon y en las conversaciones con JOH destacó el “apoyo” para mejorar la seguridad, ha confirmado la ayuda en el marco del Programa de Alianza para la Prosperidad. Sobre las Marchas consideró que “no significan una crisis” y que más bien son “una gran oportunidad para el gobierno de responder al pueblo”. La prensa nacional e internacional ha difundido la idea que el gobierno norteamericano financiará la instalación de la CICIH, sin embargo, tras el discurso ambiguo de sus representantes solo se destaca el apoyo a los gobiernos del Triángulo Norte. Lo que si queda claro es la determinación del imperio para aprovechar la situación y fortalecer su proyecto de recolonización en nuestra región. 


Por eso el Partido Socialista de los Trabajadores PST considera equivocada la decisión de la Oposición Indignada de convocar a la movilización de las antorchas del día viernes 17 de julio para la embajada norteamericana y mucho menos si es con el plan de agradecer algún apoyo, no sería correcto ni aun siendo cierto que exista tal “ayuda”. Tal razonamiento escapa toda lógica de lucha, por el contrario, solo refleja un método mesiánico y antidemocrático, propio del que negocia sus intereses a espaldas de las centenas de miles de indignados que marchamos en todo el país. 

 El PST propone que la movilización se dirija a Casa Presidencial exigiendo la dimisión y encarcelamiento de los funcionarios implicados en cada caso de corrupción, empezando por Juan Orlando Hernández y Porfirio Lobo Sosa, sin dejar un tan solo culpable en libertad. Al mismo tiempo reiteramos que debemos pasar a acciones contundentes como el Paro Cívico Nacional organizado con la más amplia democracia, sobre la base de un programa común de todos sectores involucrados, de lo contrario toda esta lucha quedará en la aceptación de las maniobras del gobierno y el imperialismo, que lleva implícitas concesiones democráticas para la cúpula de los partidos de la oposición de cara al siguiente proceso electoral. Por desgracia, el pueblo hondureño será el gran perdedor porque no recuperaremos el dinero robado, ni veremos a los peces gordos tras las rejas y mucho menos se saneará el sistema corrupto que no asfixia a todos los niveles. Solo un verdadero plan de lucha definido democráticamente y sobre la base de la definición común de los objetivos podemos derrocar al gobierno y esa es la principal tarea que ayuda a resolver los demás problemas entre los cuales se encuentra la corrupción y la impunidad.

 ¡Abajo el gobierno de JOH!
 ¡Ninguna confianza en el imperio! 
¡NO tenemos nada que agradecer, ni pedir! 
¡Solo podemos confiar en la fuerza de la clase trabajadora!
 ¡Todos a casa presidencial este viernes 17 de julio!

Tegucigalpa MDC 14 de julio del 2015
Comite Ejecutivo del Partido Socilista de los Trabajadores