viernes, 18 de marzo de 2016

¡TODO EL APOYO A LA MOVILIZACIÓN INDÍGENA Y NEGRA A TEGUCIGALPA!

El Partido Socialista de los Trabajadores (PST) saluda la movilización de los pueblos indígenas y negros a Tegucigalpa y nos solidarizamos con su petición de exigir una investigación independiente para que se haga Justicia en el caso de nuestra querida Berta Cáceres; como también para que se proteja al Río Gualcarque de las pretensiones de la empresa DESA de construir una represa hidroeléctrica.
La lucha popular y la solidaridad, tanto en el país como a nivel internacional, es el único camino que puede resolver dichas demandas, no hay otro. De hecho, este movimiento ya ha tenido un triunfo parcial al lograr que los bancos FMO (Holanda) y FINNFUND (Finlandia) hayan suspendido el financiamiento de dicho proyecto. Ahora se trata de echarlos definitivamente. 

La lucha no será fácil porque este régimen autoritario y criminal trata de detener el movimiento e impedir que se haga justicia recurriendo a la represión judicial, policial y militar, así como al terrorismo de Estado. Lo demuestra el hecho de que los dirigentes del Concejo Permanente de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Tomas Membreño y Aureliano Molina, sufren de acoso judicial y policial en Intibucá, mientras que el único testigo del hecho, el sociólogo mexicano Gustavo Castro, es retenido en el país sin justificación, exponiendo su seguridad pues en Honduras su vida corre peligro. Peor aún, tras anunciarse la movilización de hoy y mañana, varios compañeros pertenecientes a organizaciones indígenas o campesinas han sido asesinados, han sufrido atentados o son detenidos y acosados.
 El martes 15 de marzo fue asesinado en Río Lindo por elementos militares el compañero Nelson Noé García, miembro del COPINH, después de participar en una protesta, y también sufrió un atentado en Tegucigalpa el compañero Cristian Mauricio Alegría, miembro de la Vía Campesina, frente a la sede de su organización; en la misma fecha fue capturado arbitrariamente el Presidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguan (MUCA), José Ángel Flores, junto a dos familiares, así como la compañera Orbelina Flores, miembro del Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguan. El temor del gobierno ante la movilización es tal que hoy mismo, la soldadesca de Juan Orlando Hernández (JOH) ha detenido por la fuerza los buses que traen manifestantes a Tegucigalpa. Por lo anterior, responsabilizamos al gobierno de lo que le pase a cualquier compañero que viene a participar en las protestas.
Es que con el asesinato de Berta Cáceres la confrontación de clases pasa a un plano superior, pues la burguesía está decidida a imponer a sangre y fuego las concesiones hidroeléctricas, mineras y los proyectos agroindustriales, así como la privatización de los servicios públicos, tratando de aplastar o amedrentar la resistencia indígena, campesina y obrera. Tan es así que ni siquiera las y los dirigentes más reconocidos están a salvo de las bandas asesinas del gobierno y los empresarios.
Complementando la represión, el gobierno ha tomado una serie de medidas judiciales e institucionales para concentrar más poder, más recursos y perpetuarse por la vía de la reelección. Algunas de esas medidas son: la sentencia de diez años de cárcel que ayer se le decretó al periodista David Romero Elner, para amedrentar a la prensa independiente, entre tantos otros casos similares; la eliminación del Consejo de la Judicatura con el propósito de concentrar más poder en el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, quien es borrego de JOH; el cierre de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), destruyendo a su sindicato, para aplicar el nuevo Código Tributario que le generara más recursos a costa de impuestos; similar amenaza pende sobre el sindicato del Instituto Nacional Agrario (INA). Para rematar, la reciente Convención del Partido Nacional resolvió apoyar la reelección de JOH.
Por todo lo anterior, nuestro partido saluda la constitución de la Articulación Popular Hondureña “Berta Cáceres”, que concentra poder por el lado del pueblo hondureño, la cual se está estrenando con la movilización que hoy emprende a Tegucigalpa. Pero hace falta que organizaciones de base obrera como la Plataforma de Sindicatos del Sector Publico, así como los movimientos de Indignados, se suman a la misma y participen de sus luchas. Llamamos a todas las organizaciones populares del país, en especial a las bases de las centrales obreras y campesinas, a preparar las siguientes jornadas de protesta popular en dirección a un Paro Nacional. Asimismo, hacemos un llamado a la solidaridad internacional para respaldar la lucha del pueblo hondureño haciendo plantones o manifestaciones frente a las Embajadas de Honduras en el exterior.
Dado en Tegucigalpa, M.D.C. a los diecisiete días del mes de marzo de dos mil dieciséis.
Comité Ejecutivo del Partido Socialista de los Trabajadores (PST), miembro de la Liga Internacional de los Trabajadores (LIT-CI)