jueves, 21 de julio de 2016

UNAH: después de la firma, ¿cuál es la perspectiva?

Momento de la firma entre el Movimiento Estudiantil
en lucha y las autoridades universitarias

Por Carlos A. Lanza

El MEU y las autoridades universitarias han firmado un acuerdo en el marco del Pre-diálogo, este acuerdo ha tenido una particularidad: se ha realizado sin la presencia de la Rectora Julieta Castellanos y por consiguiente, sin su firma. Esta circunstancia podría significar que un sector de la rectoría le impuso el acuerdo, o que la Rectora no comparte el mismo y estratégicamente se hace a un lado para no asumir ningún compromiso, con la idea de incumplir los acuerdos a que se lleguen si estos vulneran su poder y control dentro de la UNAH. El tiempo dirá por qué la Rectora desapareció, por lo menos mediáticamente, en todo este proceso de Pre-diálogo.

El contenido de ese acuerdo, entre palabras que van y palabras que vienen, deja claro que los chicos y chicas judicializados quedarán libres de la acción penal contra ellos; pienso que la coyuntura política no daba para que el Estado de Honduras cargara con 75 presos políticos, el costo político hubiese sido muy alto para las pretensiones de JOH, pero en cuanto al destino de las normas académicas, el acuerdo del Pre-diálogo deja la moneda en el aire porque no dice tácitamente que se derogarán las normas académicas para construir otras con los estudiantes. El acuerdo sólo dice que las comisiones mediadoras conciliarán un procedimiento para abordar el tema de las normas académicas, no me ocuparé de citar textualmente porque en beneficio de decir las cosas por su nombre, intento alejarme de la cargada retórica de ese documento.
Pienso que la lucha realizada hasta ahora daba para ser más exigentes en la redacción del acuerdo que se refiere al tratamiento de las normas académicas. Puedo entender la ambigüedad de ese punto sólo si el MEU ha querido mostrarse abierto y tolerante. El problema es que la lucha ofrece y cierra oportunidades, veremos si la coyuntura que se abre con el diálogo genera las condiciones para avanzar definitivamente hacia la derogación de estas normas o simplemente se queda en una reforma de las mismas.
Derogación o Reforma: he ahí el dilema.
Mediáticamente a lo que sigue se le ha llamado diálogo pero en verdad entramos a una etapa de negociación. Que el sector estudiantil avance en la mesa no depende exclusivamente de tener habilidad, se trata también de saber leer la coyuntura en la que esta negociación se dará. La coyuntura es favorable a los estudiantes, por eso señalé que se pudo ser más exigentes en el acuerdo de Pre-dialogo (confiaré en que fue un movimiento táctico), pero si decimos que la coyuntura es favorable a los estudiantes, entonces hay que saber aprovechar este factor en el proceso de negociación.
¿Qué caracteriza a esta coyuntura? La caracteriza un fuerte acompañamiento estudiantil, si bien es cierto hay un sector que no se moviliza porque tuvo que regresar a sus pueblos y otros no lo hacen por comodidad, la verdad es que la masa estudiantil en su mayoría reconoce al MEU como su dirección y comparte sus posiciones; el talón de Aquiles de este movimiento pudo ser la pérdida del segundo período académico pero esa estrategia no acobardó a los estudiantes, lejos de eso, hoy, Arquitectura, Enfermería y Medicina votaron sumarse a la lucha tomando en cuenta que este jueves iniciaba su semestre académico; el acuerdo le permite al MEU mantener la mayoría de los edificios tomados, eso significa que van a dialogar con un elemento de presión a su favor,  además de ello la coyuntura ofrece “Buena prensa”, la lucha ha logrado arrancar tantas simpatías en la población que hasta la prensa oportunista se ha visto en la necesidad de mediatizar sus críticas al movimiento; el respaldo del pueblo vinculó la lucha de los estudiantes con la conciencia popular y hasta sectores de clase media que tradicionalmente son reaccionarios han visto con simpatías el movimiento; por el lado del gobierno, JOH no movió su maquinaria estatal para arremeter contra el movimiento, cuando lo intentaron hacer con la policía se vieron en la necesidad de retroceder, JOH se ha mantenido a distancia porque la lucha estudiantil alcanzó relevancia internacional y de cara al tema de la reelección, no quiere construir una mala imagen dentro y fuera del país; por el lado de la Rectoría vemos a una Rectora escondida y a un equipo de voceros que han mostrado incapacidad para explicar con argumentos serios su postura inflexible, se han mostrado débiles e incoherentes; con una coyuntura así, los estudiantes tienen todo para rematar el tema por el que salieron a luchar, me refiero a la derogación de las normas académicas.
Con una coyuntura social, académica y políticamente favorable, ir por la reforma y no por la derogación, es regalarse en la mesa.
Este movimiento fortalecido y en ascenso tiene todo para derrotar la política académica neoliberal impulsada por el Banco Mundial en la Universidad. Lo que está en juego es demasiado serio, esta oportunidad es única, si se pierde, generaciones y generaciones de estudiantes lo lamentarán.

20 de julio de 2016.