viernes, 5 de agosto de 2016

¿Por qué el PST está en contra de la reelección?


JOH convocó a un  "Diálogo Nacional" entre abril y marzo 2016*
En una maniobra constitucional, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) mediante sentencia allanó el camino para la reelección consecutiva de Juan Orlando Hernández, contradiciendo el texto expreso de la constitución que la prohibía: “el ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo no podrá ser elegido presidente de la República o Designado presidencial”. Agrega que quienes violen esta disposición o proponga una reforma serán cesados de sus cargos y quedarán inhabilitados por 10 años para ejercer cualquier función pública.

Pero el afán de perpetuarse en el poder no es exclusivo de JOH, también Manuel Zelaya Rosales padece de ánimo vitalicios por regresar y ya prometió participar en el próximo torneo electoral. Cada uno de los partidos de la oposición han criticado la posible reelección de JOH como antidemocrática e inconveniente.  Frente a los medios de comunicación señalaron que este tema ha relegado asuntos vitales para el país. Hay quienes piensan que un segundo mandato de JOH sería “un error para la democracia”. No obstante, la oposición parlamentaria en un sinnúmero de ocasiones demostró ser incapaz de frenar los excesos del Gobierno. Más bien se han contribuido al relanzamiento del modelo neoliberal en el país: apoyaron las Ciudades Modelos, saludaron la creación de la Policía Militar del Orden Público, guardaron silencio cómplice en el despido de miles de empleados públicos y respaldaron el acuerdo “stand by” que el Gobierno suscribió con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El problema de si JOH o cualquier otro individuo se reelige o no, es una falsa discusión. Finalmente, con o sin el candado impenetrable de la no reelección, el bipartidismo forjó durante más de un siglo un país sobre la base de un proyecto capitalista común que garantizó que un puñado de familias oligarcas se adueñaran de la riqueza del país en detrimento del hambre y la angustia de las mayorías. Es decir, los hombres al frente del Poder Ejecutivo cambian, pero la continuidad burguesa del país nunca estuvo cuestionada.


Es por eso que desde el PST consideramos que oponerse a la reelección es mucho más que impedir que quienes ya fueron presidentes puedan volver a postularse, tenemos que ver en qué contexto y a qué proyecto obedece, la gran tarea es derrotar el modelo de hambre y miseria contra los trabajadores que no ofrece y que al mismo tiempo garantiza las inmensas ganancias de los inversionista nacionales y extranjeros. Desprovisto de este contenido, el debate es un show electorero que solo sirve para desmovilización a las masas.


*http://www.laprensa.hn/honduras/935202-410/pac-se-suma-a-di%C3%A1logo-con-el-presidente-juan-o-hern%C3%A1ndez

Artículo publicado en el periódico El Trabajador edición N. 119. página 3 y 4.