martes, 16 de agosto de 2016

POR UN FRENTE NACIONAL CONTRA LA REELECCIÓN

QUE DEFINA UN PLAN DE LUCHA EN UNA ASAMBLEA POPULAR NACIONAL

Por donde se mire, las posibilidades de impedir la reelección en el Congreso Nacional y en la Corte Suprema, son escasas, sino es que nulas. La oposición no tiene el número de votos necesario (86 votos) para aprobar ni el plebiscito ni la moción de LIBRE que busca interpretar los artículos pétreos. El Partido Nacional tiene todo el poder a su favor para aplicar el ilegal fallo de la Sala de lo Constitucional y proceder a reelegirse.

Las cúpulas de los partidos de “oposición” burguesa (Liberal, PAC, LIBRE y PINU) lo saben, pero centran su oposición presentando mociones y proyectos de Ley que nunca serán aprobadas, porque necesitan aparentar ante su electorado que están haciendo “algo”; su fin es ganar perfil de cara a las elecciones internas y primaras que se avecinan. Luego dirán que “no se pudo” y pedirán al pueblo que apoye a sus candidatos(as) en las próximas elecciones, aunque tengan todas las de perder frente al candidato gubernamental pues este tiene el control absoluto del Estado. Esta forma de luchar contra la reelección es inefectiva, y se vuelve un show electorero, hipócrita y demagógico.
No es descartable, como ha ocurrido en otras ocasiones, que algunos de estos partidos finjan por ahora ser “opositores” para después “dialogar” con el gobierno (léase: negociar migajas) y que su aparente oposición solo sea una forma de venderse mejor. Lo demuestra el juego de la cúpula del Partido Liberal, cuyos líderes gritan “No a la reelección” en las calles, mientras sus diputados-as y magistrados apoyan al Partido Nacional para que tenga poder absoluto en el Congreso Nacional y en la Corte Suprema.
Si no es por esa vía, entonces ¿cómo impedir la reelección? Los estudiantes universitarios, los estudiantes de secundaria, los indígenas del COPINH, los pobladores anti-represas de Atlántida y los pobladores anti-peaje de San Manuel Cortes y El Progreso, han demostrado que para hacer retroceder al gobierno y a la burguesía se necesita la más granítica UNIDAD, la LUCHA POPULAR ORGANIZADA y el CONTROL DEMOCRÁTICO DE LAS BASES. Esa es la fórmula del triunfo.
Ningún partido opositor por si solo podrá vencer al gobierno de JOH, que está bien atrincherado en el Estado. No hay duda que la UNIDAD es necesaria para golpear con más fuerza. Sin embargo, las cúpulas de algunos partidos “opositores” hacen lo contrario, nos dividen y actúan oportunistamente. Por ejemplo, el Movimiento Indignado convocó a una manifestación unitaria el 5 de agosto pasado, pero la cúpula del Partido Liberal convocó a otra partiendo de su propia sede, haciendo una marcha que siguió su propia ruta. Por su parte, el Partido LIBRE ha convocado a otra manifestación aparte el 19 de agosto, porque dice no juntarse con “golpistas”. Pero si la razón fuera realmente esa ¿cómo es que se proponen una candidatura única para co-gobernar junto a los dirigentes golpistas del Partido Liberal, además del PAC y el PINU? Estas actitudes divisionistas lo único que muestran es que no tienen voluntad para fortalecer la lucha de calle. El PST coincide con algunos sectores de la Resistencia en rechazar a Romeo Vásquez y a Roberto Micheletti en las manifestaciones, pero eso no significa negarse a juntarnos con las bases del PAC, del PINU e incluso del Partido Liberal, pues en su mayoría son trabajadores que no desean la continuidad de este gobierno.
Asimismo, al interior de LIBRE se ha desatado una feroz crítica contra todo aquel que cuestione incoherencias de su líder Manuel Zelaya, como las mencionadas. El único beneficiado con esta actitud sectaria es el propio gobierno de JOH. En el fondo, lo que se oculta es el acuerdo de Mel con JOH en favor de la reelección.
La lucha popular en las calles es necesaria porque está en juego algo más que la continuidad de una persona. Para el PST la lucha contra la reelección no solo es impedir que JOH o cualquier otro político burgués repita, sino que tampoco se “reelija” o continúe la política neoliberal y represiva que se viene aplicando desde el Golpe de Estado. Estar contra la reelección es estar en contra de que continúen los despidos de empleados públicos, las alzas de precios, la represión, las Ciudades Modelo, la militarización de la sociedad, la corrupción, el despojo de comunidades por parte de las hidroeléctricas y mineras, la privatización de empresas del Estado y de la educación pública, o sea, la continuidad de la estrategia neoliberal. Por tanto, LUCHAR CONTRA EL NEOLIBERALISMO DEBE SER PARTE DE LA LUCHA CONTRA LA REELECCION. Nuestra política es hacer una oposición popular de conjunto tanto a los políticos burgueses como a sus estrategias de gobierno neoliberales.
El PST llama a abandonar toda actitud sectaria y divisionista de las fuerzas de la oposición para luchar contra el gobierno en la calle. Llamamos a conformar un FRENTE NACIONAL CONTRA LA REELECCION Y LA POLITICA NEOLIBERAL en el que nos aglutinemos TODAS LAS FUERZAS que estamos realmente contra la continuidad del actual gobernante y de su modelo neoliberal. Exceptuamos de ese frente a los golpistas como Romeo Vásquez o Roberto Micheletti Baín, justamente repudiados por su rol en el Golpe de Estado, y también a la cúpula Liberal (no a sus bases), mientras ésta última siga apoyando en los hechos al gobierno cachureco. A los dirigentes liberales debemos exigirles primero que sus magistrados y diputados den muestras reales de romper su alianza con el Partido en el Gobierno.
Toda manifestación que sea organizada para luchar contra la reelección, como la convocada por el FNRP-LIBRE para el 19 de agosto, debe SER PARTE DE UN PLAN DE LUCHA GENERAL Y UNITARIO que golpee los intereses económicos de la burguesía, con paros, plantones, manifestaciones combativas, en camino a la huelga general, y no una medida aislada ni excluyente de otros sectores. Asimismo, dicho Frente y el Plan de Lucha deberían ser aprobados en una GRAN ASAMBLEA POPULAR NACIONAL, donde participen las dirigencias y bases de todas las organizaciones populares, en especial de la clase trabajadora. Ahí debe aprobarse un planteamiento que recoja las más importantes demandas del movimiento popular y no se limite solo a demandas electorales.
Dado en la ciudad de Tegucigalpa, M.D.C., 16 de agosto de 2016

Comité Ejecutivo del Partido Socialista de los Trabajadores (LIT-CI)