martes, 1 de agosto de 2017

La Universidad es del pueblo, el padre Melo es pueblo

¡Solidaridad con el padre Melo! ¡Fuera Julieta!
La crisis universitaria adquiere matices muy fuera de lo normal, mantiene la expectativa del estudiantado y ha llamado la atención de la opinión pública nacional e internacional, debido a una serie de hechos que pintan a las autoridades de la universidad como verdaderos trogloditas y hacen que sus declaraciones sean cada día más lamentables.


Las acciones contra los estudiantes han ido desde la suspensión de clases, en todos los centros, expulsiones de los dirigentes estudiantiles, la ya conocida y degenerada criminalización de las protestas, la escandalosa cifra de L180,000,000 millones de lempiras, para comprar armas, contratar sicarios, matones ex policías y todo tipo de fauna (con el perdón de los animales), para atemorizar, matar, reprimir, y hostigar al estudiantado y al pueblo.

Hoy ha trascendido por las declaraciones de la misma señora Raptora, todo tipo de improperios contra todo aquello que sea contrario a su política de oídos sordos y represión, y para ella, todos los que no la apoyan en su equivocada política de querer mantener la universidad como su feudo personal, son enemigos y los ataca ferozmente.

Esta vez ha arremetido contra su antes aliado y amigo personal, el conocido sacerdote Jesuita, Ismael Moreno, acusándolo de provocar y promover la violencia y el anarquismo en la universidad, por haber apoyado y acompañado un concierto musical, que no fue más que una demostración de solidaridad del pueblo, poniendo notas musicales en un ambiente donde la raptora ha puesto bombas lacrimógenas, armas a diestra y siniestra, represión, golpes y hasta sangre inocente derramada.

Lo de Julieta castellanos es una desesperación y agonía ante su imposibilidad de detener la lucha estudiantil que ha estado totalmente justificada, porque queda claro, que los estudiantes han manifestado anuencia e interés en resolver la crisis, pero la traidora Julieta no cumplió los acuerdos y ha desencadenado esta crisis que ella se niega a resolver.

Es tiempo que la Julieta deje la universidad, que se vaya con sus asesores enfermos y violentos que perdieron el horizonte por sus ansias de reelección, que se vayan con su sicariato lejos de la máxima casa de estudios que ellos han ensuciado y avergonzado pisoteando la autonomía universitaria.

Es tiempo de que se nombren nuevas autoridades que retomen el papel que corresponde al alma Mater, que circule la ciencia y la diversidad de pensamiento, que resplandezca la academia por encima de las nubes de gas pimienta ordenados por la rectora, ella debe ser encarcelada y criminalizada por el abuso de poder y malversación de caudales públicos, por represiva y violenta al contratar sicarios para la u en contra de los estudiantes lo cual la coloca como una criminal.

Solidaridad con el padre Melo un compañero consciente, responsable, solidario y luchador por las causas justas del pueblo, la violenta es ella, que no busque culpables, se llenó de arrogancia y se enfermó de poder, fuera Julieta , estamos con el padre Ismael y los estudiantes universitarios en defensa de la universidad del pueblo.