viernes, 15 de diciembre de 2017

NINGÚN TRATO CON EL IMPERIALISMO EL PARO NACIONAL DEBE DE SER INDEFINIDO E INSURRECCIONAL HASTA SACAR A JOH

Por Ovet Córdova

El proceso insurreccional en Honduras se mantiene vivo, la fragilidad del régimen es evidente luego de suscitarse la ruptura de la escala básica de la Policía, ante estos acontecimientos el imperialismo salió a dar la cara a favor del candidato oficialista y del fraude electoral. Si la situación se mantiene relativamente estable; es solo por el papel oportunista de la oposición burguesa que únicamente se concentra en el reconteo de votos. De ser conscientes de su fuerza, las masas podrían echar abajo al gobierno con un Paro Nacional Insurreccional.  

Dos oleadas insurreccionales han sacudido los cimientos del régimen de Juan Orlando Hernández -JOH-. La primera impidió que el Tribunal Supremo Electoral -TSE- oficializara el fraude el 26 de Noviembre, la segunda derrotó el intento de auto-golpe cerrando el camino de la ilegal reelección y con ello se llevó de paso al estado de sitio; dividiendo a las fuerzas armadas y atrayendo a un sector hacia el campo de la lucha. Es necesaria una tercera oleada que a través de un Paro Nacional Indefinido e insurreccional derribe del poder al gobernante nacionalista. Ese paro debe ser organizado por los colectivos barriales de lucha y las organizaciones del movimiento obrero y popular; sin directrices de los dirigentes oportunistas de la ALIANZA de oposición quienes desean controlar el proceso de lucha para utilizarlos en sus negociaciones con el TSE y la Embajada Yankee. 

La profundidad de la crisis política ha hecho que Heide B. Fulton, la encargada de negocios de la Embajada de los Estados Unidos haya asumido un papel de mayor protagonismo al encabezar negociaciones directamente con el TSE, representantes de la empresa privada y con el mismo Nasralla; candidato ganador de las elecciones. El imperialismo mueve todas sus piezas porque el desarrollo de los acontecimientos se está saliendo de sus manos, para Trump es claro que su primera opción es JOH y por eso tiene la misma responsabilidad en el fraude que el Partido Nacional –PN- y el TSE, debido a que nunca cuestionaron la candidatura ilegal de la reelección, fueron permisivos con el carácter antidemocrático del proceso electoral, el mismo Almagro –Secretario General de la OEA- envió la delegación de observadores más grande de la historia de las elecciones en Honduras. De igual manera la Unión Europea que en un inicio cuestionó la ausencia de reformas electorales concluyó enviando una delegación con un mes de antelación. Estos organismos del imperio son los principales defensores del fraude; ya que no lo denuncian, si no que, se han convertido en los sostenedores de este gobierno corrupto e impopular. Nunca denunciaron el estado de sitio, ni el intento de auto-golpe y la dura represión que eso contrajo; y que dejó 14 personas asesinadas por la policía y el ejército, cientos de heridos y más de 1,665 personas detenidas. Es por eso que, los llamados a la calma y al dialogo hechos por Almagro y de Antonio Guterres representantes de la OEA y la ONU respectivamente, son declaraciones públicas de apoyo al fraude y al candidato golpista. 

El rol de la dirigencia de la ALIANZA es nefasto para el inmenso sacrificio y heroísmo con que están actuando las masas en resistencia. La estrategia de la oposición burguesa se centra en negociar con el TSE y la Embajada norteamericana el conteo de más y más votos y para ello utiliza como moneda de cambio a la movilización. Esta conducción oportunista hace una espantosa claudicación al imperialismo; Manuel Zelaya publicó un carta en la que se desliga del candidato de la oposición con el fin de “hacer ver” a los Estados Unidos que está dispuesto a ceder para que los Yankees reconozcan a Nasralla como Presidente electo, pero de fondo lo que se observa es que él se desmarca ante la posibilidad de que el imperialismo se decida por JOH, así Nasralla será el único responsable de su hundimiento. Por su parte Nasralla muestra su cara pro-imperialista cada vez que puede. No solo a expresado que el gobernará para los empresarios, que con él harán más dinero y sus negocios irán mejor. También ha señalado que es amigo de los EEUU, que en su gobierno dará a los gringos mas concesiones que las que JOH les ofrece. Esto quiere decir en buen castellano que su administración será más abierta con el FMI, el BM que imponen paquetes neoliberales que precarizan los derechos y salarios de los trabajadores y que matan de hambre y miseria al 60% de la población. Que las transnacionales que vienen al país podrán saquear aun más los recursos naturales a desplazar de sus territorios a los pueblos originarios, negros y el campesinado. Pero eso no es todo, en la conferencia de prensa en la que hicieron público el Paro Nacional del 15D ha dicho que él no les quitará a los gringos los terrenos de la Base Militar de Palmerola, el enclave militar de más importancia de EEUU en América Latina. Y continuó diciendo; “ampliaré si es posible la pista de Palmerola y la ubicare donde ellos lo decidan”. 

Por eso desde el Partido Socialista de los Trabajadores siempre hemos llamado a no confiar ni un milímetro en la conducción de la ALIANZA que lloran junto a los empresarios del COHEP –Consejo hondureño de la empresa privada- por los 708 mil millones de Dólares -7 mil millones de lempiras- que han dejado de ganar desde el inicio de la crisis. Y que temen que la movilización independiente pase por encima de los grandes intereses de la burguesía nacional. Por eso la tarea estratégica del movimiento de masas es derribar a JOH, el principal obstáculo para una verdadera transición democrática en el país. Pero solo lo podrán hacer preparando un gran Paro Nacional Indefinido e Insurreccional que pase por encima de las direcciones oportunista y pro-imperialistas de la oposición burguesa que haga caer a todo el gobierno y que instale un gobierno Obrero Campesino y de las organizaciones del movimiento popular que, enjuicie y castigue a JOH, su gabinete y a los funcionarios del TSE, que impulse un aumento general de salarios, reforma agraria integral, derechos democráticos iguales para todos, fuera las bases militares yankees de Honduras, rompimiento de los acuerdos con el FMI y no al pago de la deuda externa.

Comité Ejecutivo del Partido Socialista de los Trabajadores, sección de la Liga Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional LITCI.

Tegucigalpa DC. 15 de diciembre de 2017.