sábado, 21 de julio de 2018

Unifiquemos todas las luchas en un PARO NACIONAL GENERAL para echar abajo al gobierno de JOH


Estudiantes de la UNAH en apoyo al Paro Nacional de Transporte

La paciencia del sector transportista llegó a su límite y se niegan a continuar soportando el constante incremento del precio de la gasolina que supera los L. 100.00 ($. 5.00), el acrecentamiento del impuesto de la tasa vehicular, el aumento del valor de los peajes y el acoso producido por la extorción que ha segado la vida de decenas de conductores de taxis y buses. En su inicio el paro nacional ha tenido un apoyo popular pasivo, ahora es el momento de salir a las calles para arrinconar a JOH.


Sin duda la huelga de los transportistas contra los altos costos de la gasolina es un primer paso en lo que podría ser una nueva ola de protestas en el país. Pero, lejos de confiar en las negociaciones de su dirigencia, las más de 100,000 mil unidades que han protestado deben de forma independiente profundizar el Paro como única garantía para hacer valer sus demandas.

El paro nacional de transporte consiguió con éxito golpear con fuerza la economía nacional, las pérdidas de la empresa privada se aproximan a los 4 mil millones de lempiras (174 millones de dólares). Esta jornada de protestas profundizó la crisis del gobierno, que ha dado muestras de inestabilidad desde que se instaló a través de un fraude el 27 de enero, y que aún le pesan sobre sus espaldas los golpes que le dejo la insurrección post electoral.  Así mismo, la huelga de los transportistas es una expresión del enorme descontento popular que se ha acumulado contra el gobierno de JOH que ha aplicado sin mayor resistencia, medidas que empeoran las condiciones de vida de la población, en la actual coyuntura está planteada la necesidad de unificar las demandas de todos los sectores en un solo paro que eche por tierra a este gobierno ilegítimo y anti popular.

Para conseguirlo es imprescindible convertir la huelga de transporte en un paro nacional y popular de carácter indefinido, unificando las demandas de los trasportistas con las de los trabajadores para incrementar los salarios y reducir el costo de la canasta básica de alimentos, levantar las demandas de los estudiantes que luchan contra la privatización de la educación, detener las concesiones de los recursos naturales –ríos, bosques, minas- que representan un 35% del territorio que ha sido entregado a las empresas transnacionales y exigir la liberación inmediata de los presos políticos. 

En el pasado reciente la juventud y las organizaciones del movimiento popular encabezaron una insurrección contra el fraude electoral que pudo ser derrotado de no ser por las vacilaciones de la dirigencia de la Alianza de Oposición. Este es el momento de llamar a la Plataforma de Movimientos Sociales de Honduras  -PMSH- y a la Convergencia Contra el Continuismo -CCC- para que se sumen a la organización del paro nacional y a que demos inicio a la preparación de un encuentro nacional que permita la formación de una dirección revolucionaria  que permita articular en un programa la lucha contra las políticas de hambre de JOH.


Comité Ejecutivo PST LIT-CI, sábado 21 de julio de 2018