viernes, 5 de octubre de 2018

¡Repudiamos la represión del gobierno de Carlos Alvarado contra los trabajadores Costarricenses!


En las últimas semanas Costa Rica ha sido escenario de una de las huelgas sindicales más importantes de la región Centro América. La clase trabajadora de ese vecino país se ha organizado con creces  para enfrentar con movilización y bloqueos el plan fiscal del gobierno de Carlos Alvarado. 


El tres de octubre cuando se cumplía el día 24 de la huelga cientos de personas fueron desalojadas violentamente de un bloqueo en Caldero, Puntarenas, dónde además se detuvo por una horas sin justificación a más de una docena de activistas, algunos incluso fueron perseguidos por la policía cuando ya se habían retirado del lugar.  Entre los detenidos estaban Jouseth Chavez y Greivis Gonzalez, ambos dirigentes sindicales y excandidatos a diputados en las elecciones de 2017 por el PT (Partido de los Trabajadores) sección hermana de nuestro partido en Costa Rica. Esta acción hace parte de la política represiva de Michael Soto, Ministro de seguridad y Carlos Alvarado que ahora pretende criminalizar a los luchadores contra el plan fiscal. 

Desde el PST (Partido Socialista de los Trabajadores) en Honduras, nos solidarizamos con la clase trabajadora costarricense y nuestro partido hermano el PT, que hoy tienen por delante la necesidad de profundizar la huelga hasta que se vaya el plan fiscal, e impulsar una serie de medidas que obligue a los verdaderos culpables de la crisis a pagar, es decir a la gran burguesía costarricense y sus empresas. Ni en Costa Rica, ni en Centro América deben ser los trabajadores quienes sufran los embates de la crisis capitalista. 

¡Solidaridad y unidad de los trabajadores! ¡No a la criminalización de luchadores en Costa Rica!