jueves, 24 de enero de 2019

Las Mujeres nos queremos vivas, organizadas y en lucha


El 25 de enero está declarado como Día de la Mujer en Honduras, a partir de un decreto emitido durante el gobierno de Julio Lozano Díaz en el año 1955, reconociendo a partir de ese decreto el derecho a ejercer el voto a las mujeres que sabían leer y escribir.
Si revisamos la historia de las organizaciones y luchas en este país, sabremos que aquí ningún derecho ha sido “dado” por voluntad  o capricho de los gobernantes. Todos los derechos  han sido conquistados a base de lucha y sacrificio de mujeres y hombres decididos y dispuestos a dar incluso la vida.


Hoy más que nunca la historia nos demanda organización, lucha, y toda la energía y sacrificios posibles para continuar la lucha contra este Estado asesino donde todas las instituciones y sus aparatos se confabulan para mantener este clima de terror e impunidad.
Las mujeres estamos poniendo centenares de vidas, entre ellas las muertes de Berta Lidia Ortéz de 39 años (desmembrada en Choluteca), Andrea Waleska de 13 años (violada y asesinada en Santa Rosa de Copan), Angie Alejandra Tejada de 14 años (violada, embarazada y asesinada en Catacamas, Olancho), Silvia Vanesa Izaguirre de 27 años, (asesinada por negarse a dejarse ultrajar sexualmente en  Trujillo Colon en un asalto a un bus), Wendy Xiomara Rodriguez de 33 años (asesinada frente a sus hijos en Santa Bárbara), etc. Lo más doloroso es que todos estos crímenes siguen impunes, centenares de muertes violentas cada año, con odio y saña, dejan un mensaje claro de impunidad e indefensión en el que nos encontramos.


Por ellas y por nuestras vidas, debemos continuar denunciando y luchando contra este gobierno, que además de matarnos, también violenta los derechos laborales de miles de mujeres obreras, que reciben salarios miserables, malos tratos y una súper explotación, condenadas a soportar ese trato inhumano debido a la falta de oportunidades laborales.
La lucha debe seguir junto a las millones de mujeres en el mundo entero que luchan por defender la vida, y los derechos sexuales y reproductivos. Este 25 de enero debe ser el arranque de una campaña permanente de unidad y lucha por nuestros derechos, para que no nos sigan matando, por echar este gobierno represivo y asesino, a juntarnos para que el próximo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer trabajadora, nuestra lucha y nuestra presencia se haga sentir, sumándonos de manera activa al Gran Paro Mundial de Mujeres. Las mujeres no queremos un día de flores, queremos una vida con dignidad y respeto a nuestros derechos.