miércoles, 29 de mayo de 2019

¡ANTE LAS AMENAZAS, NI UN PASO ATRÁS, TODOS AL PARO NACIONAL DEL 30 Y 31 DE MAYO!


El gobierno y sus agentes  pretenden amenazar a miles de docentes y médicos que desde hace un mes sostienen una heroica lucha en defensa de la salud y educación pública. Así se entendió  cuando en medio de una jornada más de movilizaciones y tomas en todo el país, el Ministro de Educación Arnaldo Bueso anunció sanciones y despidos para los docentes que no lleguen a impartir clases. Y es que luego de las movilizaciones del 29 y el 30 de abril, la Plataforma de Lucha en Defensa de la Salud y Educación Pública fue firme en su posición “No basta con detener los decretos de Reestructuración del Sistema de Salud y Educación Nacional, hay que ir por más”. De esta forma se inicia un cambio en la coyuntura nacional, marcada por un ascenso de lucha importante que exige la derogación de los PCM-016-2011, PCM-040-2012, PCM-026-2018, PCM-027-2018 y PCM-008-2019; ya que estos Decretos Ejecutivos de Emergencia atentan contra la salud y educación pública, la estabilidad laboral y criminalizan la protesta.

No hay nada que cause mayor terror en el gobierno, que la huelga. Y es que ante las amenazas, los médicos y docentes no piensan dar ni un paso atrás, al contrario, se preparan para profundizar el Paro Nacional. Pero saben que para mejores resultados, es necesario que se incorporen otros sectores populares, bajo un acuerdo programático y un plan de lucha unitario.

Las características del proceso y el papel de las bases
Primero, la huelga es un enfrentamiento directo contra el gobierno dictatorial y las políticas del FMI para salud y educación. Y es que el gobierno viene preparando una ofensiva neoliberal que busca privatizar la salud y educación, que de lograrse, reduciría la partida presupuestaria de estas dependencias, y esos fondos que se agenciaría, los usaría para el pago de la deuda externa.

Segundo, el proceso tiene ya una victoria parcial al lograr revertir una medida del gobierno. Es la primera vez desde hace mucho tiempo que los trabajadores del sector público logran frenar una medida de este tipo imponiéndose con la movilización.

Tercero, la lucha contra los PCM tiene una dirección clara del proceso, y con independencia de los partidos de oposición, que eligió el camino correcto: la lucha y NO las negociaciones y los diálogos infructuosos con el enemigo. Esto fue clave, ya que sentarse a negociar con el gobierno hubiese sido un error gravísimo que se hubiese llevado a todo el movimiento de encuentro. Debemos tener claro que en el terreno de las negociaciones, los trabajadores no tenemos nada que ganar; ese es el terreno de la burguesía y sus agentes. A los trabajadores para vencer sólo nos queda la lucha.

Cuarto, rápidamente se convierte en un movimiento que se sostiene a partir de la participación masiva de las bases, dejando poco margen para que dirigentes maniobreros llevaran adelante sus políticas divisionistas, o sus intentonas de sentarse a negociar con una dictadura que no respeta en lo más mínimo las leyes, ni los derechos, y mucho menos las demandas de los trabajadores.

Quinto, las movilizaciones y tomas están logrando incorporar a la juventud, siendo determinante la participación en las protestas de los estudiantes secundarios, la UNAH, la UPNFM y el INFOP. Pero, precisa unificar a otros sectores y el pueblo de forma general.

Las conclusiones de la Asamblea Nacional
Con presencia de las Plataformas Departamentales de los 18 departamentos y el acompañamiento de algunos  movimientos sociales y populares, se desarrolló el 28 de mayo en Tegucigalpa la Asamblea Nacional en Defensa de la Salud y Educación Pública, de la cual podemos sacar algunas conclusiones importantes: Primero, hay un ánimo de lucha que no se detiene ni con las amenazas de los ministros. Segundo, el proceso alcanzó niveles de organización regional que ha permitido realizar movilizaciones y tomas por todo el país. Tercero, la política de dividir y negociar por parte de algunos dirigentes magisteriales fue derrotada por el ímpetu de las bases, quienes desautorizan a cualquier dirigente a negociar con el gobierno. Las bases fueron claras: DEROGACIÓN SIN NEGOCIACIÓN. Cuarto, todos los sectores en lucha deben incorporarse a la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación.

Avanzar en la unidad y profundizar el Paro Nacional
Los paros del 30 y 31 de mayo deben profundizar la lucha, aumentando las acciones de fuerza, como las tomas de las principales carreteras, cortes de calle, bloqueos, tomas de peajes, y movilizaciones. En señal de apoyo los padres de familia y estudiantes deben cerrar los centros educativos y de esta forma combatir la política antisindical del gobierno. Es importante entonces que la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación Pública incorpore dentro de sus reivindicaciones las demandas específicas de los padres de familia y estudiantes.

El PST propone luchar por los siguientes puntos: ¡Derogación de  los PCM! ¡Derogación de la Ley Fundamental de Educación! ¡Derogación de la Ley Marco del Sistema de Protección Social! ¡Por la salida de Flores y Bueso de las secretarías de salud y educación! ¡Por el rescate del INPREMA! ¡Jubilación digna! Contra las privatizaciones: ¡Matricula gratis! ¡Bono estudiantil! ¡No a la Reestructuración del INFOP! ¡Medicamentos en los hospitales! Por la estabilidad laboral y plenos derechos. Contra la política del imperialismo: ¡Aumento del presupuesto en salud y educación! ¡Que el dinero de la deuda vaya a salud y educación! ¡No al pago de la deuda externa! ¡Fuera el FMI!

Proponemos además la necesidad de avanzar hacia la realización de un PARO NACIONAL CON TODOS LOS SECTORES EN OPOSICIÓN A LA DICTADURA. Hasta el momento la Plataforma de Lucha en Defensa de la Salud y Educación Pública se ha convertido en un referente para los trabajadores. No estamos sólo ante la posibilidad de conformar un polo de reagrupación de la clase trabajadora, sino también ante la oportunidad histórica de conformar una dirección independiente y revolucionaria del proceso.

En aras de la unidad, es preciso que todos los sectores se unan a la lucha convocando a una GRAN ASAMBLEA NACIONAL DE LUCHADORES Y LUCHADORAS, un espacio que sirva para discutir la incorporación de sus demandas específicas, bajo un acuerdo programático que refleje los intereses de los barrios que luchan contra los altos costos de la energía eléctrica, los estudiantes universitarios que luchan por el pago de becas, las comunidades que luchan contra la minería y los proyectos hidroeléctricos, los trabajadores que se enfrentan a las patronales en defensa de los contratos colectivos, las mujeres que exigen un cese a la violencia, los femicidios y otros derechos, la diversidad sexual que lucha contra la discriminación.

Una gran asamblea para dar paso al FRENTE DE DEFENSA DE LA CLASE TRABAJADORA que luche contra los ataques de la dictadura y la patronal.

¡Derogación de los PCM! ¡Derogación de la Ley Fundamental de Educación y la Ley Marco de Protección Social!

¡Fuera Arnaldo Bueso de la Secretaría de Educación! ¡Fuera Alba Flores de la Secretaría de Salud!

¡Unidad y lucha de todos los sectores en la Plataforma en Defensa de la Salud y la Educación Pública en un programa y plan de lucha unitario contra la dictadura!

Tegucigalpa 29 de mayo de 2019
Docentes socialistas organizados en el Partido Socialista de los Trabajadores