domingo, 26 de mayo de 2019

Organizar la lucha en una asamblea nacional por la defensa de la salud y educación pública


Los docentes socialistas organizados en el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) presentamos este material a docentes, médicos, estudiantes, padres de familia y pueblo en general con la intención de contribuir a la construcción de una propuesta organizativa  de unidad y lucha por la defensa de la salud y educación pública.



Para empezar, queremos destacar que esta nueva ofensiva contra la salud y educación pública, viene emanada desde los Organismos Financieros Internacionales, como el FMI. La dictadura pretende cargar sobre las espaldas del pueblo el pago de la deuda externa que superó los 16 mil millones de dólares. De allí su interés en reducir el “gasto” en salud y educación. Recordemos que los decretos de Reestructuración pretendían despidos masivos, y la intromisión en el presupuesto de cada sector. Quedando claro que JOH es un lacayo del imperialismo y que cada vez se vuelve más estrecha la dependencia económica del gobierno con el imperialismo.


Sin embargo, el magisterio y los médicos junto con la juventud lograron dar un revés importante al ejecutivo y al Congreso Nacional al tener que parar la ratificación de los decretos de reestructuración. De modo que surgió una nueva correlación de fuerzas que con lucha logró en poco tiempo tirar una medida del gobierno. Este ascenso es el resultado de una serie de descontentos que ambos gremios han venido acumulando, como los decretos de emergencia, la Ley Marco del Sistema de Protección Social, las reformas al INPREMA, la Ley Fundamental de Educación, y las pésimas condiciones en que se encuentra el sistema de salud y educación pública.
Conviene destacar que las movilizaciones del 29 y 30 de abril demostraron que la lucha en las calles es más importante y fuerte que cualquier acción parlamentaria, que con unidad y lucha de los sectores populares se pueden revertir las medidas neoliberales del régimen. Además, este ascenso se da en el marco de otras luchas como las protestas en Choluteca, y las movilizaciones contra la privatización del INFOP, y más recientemente otros sectores como los trabajadores de Hondutel y los estudiantes secundarios también han salido a luchar. 



Por otro lado, en medio del proceso se desenmascaró el papel oportunista y traidor de las centrales obreras que respaldaron al régimen antes que a los trabajadores. Así mismo, los directivos magisteriales no logran conseguir el respaldo político de sus bases como consecuencia del ambiente de división que han creado, y sus acercamientos con la Secretaría de Educación, dado que las bases del magisterio no quieren un gremio negociando a sus espaldas y mucho menos separado del sector salud.

Por el contrario, la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación Pública se ha ganado en poco tiempo el respaldo y confianza de las bases debido a que logró unificar y movilizar para frenar los proyectos de reestructuración, y extender la lucha por la derogación de los decretos de emergencia. Este es el momento para que la Plataforma avance en la conformación de un programa de reivindicaciones más amplio que permita la unidad con otros sectores y la construcción de un plan de lucha nacional.

En relación a eso proponemos:

1. La realización de una ASAMBLEA NACIONAL EN DEFENSA DE LA SALUD Y EDUCACIÓN PÚBLICA en el que puedan participar ampliamente las bases de los trabajadores de la salud, magisterio, estudiantes, padres de familia y todos los sectores que se enfrentan al régimen como los trabajadores del INFOP, Hondutel, y el STIBYS, los barrios que luchan contra los cobros abusivos de energía eléctrica, comunidades que defienden los recursos naturales, pueblos indígenas, juntas de agua y organizaciones campesinas, mujeres y diversidad sexual. 2. Que esa asamblea vote un plan de lucha nacional y escalonado hacia el PARO NACIONAL INDEFINIDO. 3. Que se amplíen las demandas en un programa que refleje la unidad de todos los sectores. 



Por lo que se refiere al programa proponemos los siguientes ejes: 1. ¡Contra los PCM! ¡Derogación de la Ley Fundamental de Educación! ¡Derogación de la Ley Marco del Sistema de Protección Social! ¡Por el rescate del INPREMA! ¡Jubilación digna! 2. Contra las privatizaciones: ¡Matricula gratis! ¡Bono estudiantil! ¡No a la Reestructuración del INFOP! ¡Medicamentos en los hospitales! 3. Por la estabilidad laboral y plenos derechos 4. Contra la política del imperialismo: ¡Aumento del presupuesto en salud y educación! ¡Que el dinero de la deuda vaya a salud y educación!  ¡No al pago de la deuda externa! ¡Fuera el FMI!



Finalmente, como Partido Socialista de los Trabajadores le apostamos a la unidad y lucha de todos los sectores en oposición a JOH para derrotar a la dictadura. Le apostamos a la conformación de un FRENTE DE DEFENSA DE LA CLASE TRABAJADORA ya que hasta el momento no ha sido posible juntar todas las luchas en un solo frente. Convencidos estamos en que las Plataformas de lucha por la defensa de la salud y la educación pública tienen el potencial de convertirse en un eje de reagrupación de la clase trabajadora, que entre otras cosas se plantee como solución a todos nuestros males la salida del dictador.

¡Unidad y Lucha!
¡Ninguna confianza en el gobierno y sus instituciones!
¡Fuera las manos del imperialismo en salud y educación!